Cuentos infantiles de letras y abcedario

Cuentos que enseñan las letras a los niños y bebés

1. El abecedario de los animales
Varios Autores
Estos cuatro títulos de actividades protagonizados por los personajes de Little People, y continuación de los cuatro títuos de Fisher Price publicados en 2004, han sido concebidos por educadores para que los niños aprendan de forma divertida y amena conceptos básicos como el alfabeto, los colores, las formas, los números, sinónimos y antónimos, mediante ejercicios sencillos que les ayudarán a agrupar, trazar líneas, seleccionar y colorear.

2. Las letras de Teo. Estuche Consonantes
Varios Autores
Las letras de Teo. Estuche ConsonantesLas consonantes 1 pertenece a la colección Las letras, cuyo protagonista es Teo. El objetivo de la misma es que el niño, desde pequeño, se familiarice con cada una de ella para facilitar así su posterior proceso de aprendizaje de la lecto-escritura.


3. El abecedario fantástico de Patam, el elefante
Montse Gisbert
El abecedario fantástico de Patam, el elefantePatam es un elefante un poco extravagante. De vez en cuando se le cruzan los cables y hace cosas extrañas y divertidas, como meter nieve en la nevera o llenar la bañera de botones. Este elefante estrafalario nos enseña su abecedario, letra a letra, con poesía y humor. ¡Es fantástico!


4. Aprende el abecedario con adivinanzas
Olga Xirinacs
El abecedario fantástico de Patam, el elefanteLa mejor manera de aprender el abecedario es jugando. ¡Y qué mejor que jugar a las adivinanzas! Olga Xirinachs ha creado un acertijo para cada una de las letras del abecedario y Ramón Besora ha completado el proyecto con unas adivinanzas visuales que permitirán que el pequeño lector identifique imágenes, letras y palabras.


5. Mi primer abecedario animado
Alain Crozon
El abecedario fantástico de Patam, el elefante¡Alto!: es obligatorio detenerse ante este libro e indagar qué se oculta en sus escondrijos. Las adivinanzas de las ventanitas de cada página contienen animales y más animales, algunos bien conocidos y otros de lo más exóticos.

Aparecen casi por arte de magia, deseando salir de sus escondites para que los más pequeños aprendices de este asunto tan serio que son las letras del abecedario puedan asociar la imagen de un animal determinado y la primera letra de su nombre. Todo un zoo de diversión.