La conjuntivitis de niños y bebés

Enfermedades en los ojos de los niños

La conjutivitis es la inflamación acompañada de enrojecimiento y secreción de la membrana ocular, causando incomodidad, dolor y picor al parpadear en los ojos de los niños y bebés. Las alergias, virus, bacterias, el polen, el humo del tabaco, la presencia de partículas en el ojo, como arena o caspa, también pueden provocar la irritación de la conjuntiva.

Causas de las conjuntivitis en niños y bebés

nino-gotas-ojo

La conjuntivitis puede ser causada por un virus, una bacteria, o por una reacción alérgica. Tanto la infecciosa (por bacteria), como la vírica (causada por un virus) son muy contagiosas. Si comienzan por un ojo seguramente infectará al otro y es purulenta. 

Una de las causas de la conjuntivitis es una infección bacteriana. Diferentes bacterias pueden ser responsables de la infección. En la conjuntivitis bacteriana uno de los síntomas más frecuentes, además del ojo enrojecido, es el lagrimeo de color verde o amarillo. A menudo, también están presentes síntomas tales como la congestión de los senos paranasales y mucosidad nasal. 

En cambio las virales y las alérgicas presentan poca secreción. Producen lágrimas claras y acuosas y párpados hinchados. Los ojos se notan más sensibles y el globo ocular de un tono rosado (los vasos sanguíneos se ven como pequeñas liíneas rojas). Sin embargo hay conjuntivitis víricas muy violentas, que desencadenan en un ojo de color rojo y producen dolor. Son más duraderas que las conjuntivitis por infección bacteriana y pueden llegar a dejar pequeñas lesiones internas en el ojo. 

Síntomas de las conjuntivitis en los niños

Los principales síntomas de la conjuntivitis son estos: 

- Enrojecimiento del globo ocular e hinchazón de párpados

- Picor y sensación de 'cuerpo extraño' en el ojo (como si tuviera arenilla)

- Lagrimeo constante

- En el caso de conjuntivitis bacteriana, secreción amarillenta o verdosa

Tratamiento de la conjuntivitis en los niños y bebés

Hay que consultar siempre al pediatra. En caso de infección, él le recetará un antibiótico o un colirio. En los otros casos se tratará usando colirios antiinflamatorios y antihistamínicos.

Enjuagar el ojo con suero fisiológico varias veces al día, lavarse bien las manos antes y después de tocar el ojo infectado, no llevar durante unos días lentes de contacto y, para evitar contagios, no se debe compartir toallas de la persona afectada de conjuntivitis y si es posible, no llevar al niño al colegio.