Conjuntivitis víricas en niños. Como evitar su contagio

Recomendaciones para cuidar la vista de nuestros hijos

Carla Estrada

El ojo puede ser afectado por muchas enfermedades que van desde infecciones leves hasta patologías más graves tipo cáncer. En este artículo hablaré de una que es bastante frecuente en los niños de cualquier edad y es la llamada conjuntivitis infecciosa de tipo viral, conjuntivitis viral, conjuntivitis vírica u ojo rojo.

Formas de contagio de la conjuntivitis viral 

conjuntivitis vírica en niños

La conjuntivitis viral es la inflamación de la conjuntiva, que es una membrana delgada y transparente que recubre la parte anterior del ojo (esclerótica) y la parte interna del párpado. Es causada por virus y, entre ellos, el más frecuente es el Adenovirus, causante del resfriado común, siendo muy contagiosa y más frecuente en niños que adultos, pudiendo propagarse de la siguiente manera:

- Autocontagio por pasarse la mano o rascarse el ojo infectado y luego tocar el sano.

- Contagiando a otros niños por el contacto directo y manos contaminadas o compartiendo toallas, lentes, caretas, almohadas, ropa de cama, productos faciales, maquillaje.

- Baños en piscinas con aguas contaminadas con el virus.

Síntomas de la conjuntivitis vírica en niños

Es una patología que aparece por lo general de forma aguda, o sea, muchas veces a mi consulta llegan los padres un poco preocupados porque el niño que se acostó en la noche muy bien, amaneció con el ojo edematizado (hinchado), rojo, con una secreción escasa, transparente, como costrosa, mucho prurito (picazón) y mucho lagrimeo.

Pero al realizar el examen físico también se aprecia por lo general un cuadro respiratorio alto con congestión nasal, rinorrea anterior y posterior, producto de un resfriado común causado por un agente viral. También se presentan casos de conjuntivitis viral sin otra sintomatología.

El mejor tratamiento para combatir la conjuntivitis vírica

tratamientos conjuntivitis vírica

El tratamiento es sintomático y se basa en controlar los síntomas del resfriado común (si los hay), ya que la conjuntivitis prácticamente se resuelve por sí sola entre 1 a 2 semanas, aunque para aliviar las molestias del ojo se indica lo siguiente:

- Lavar las manos con agua y jabón y colocar sobre el ojo afectado una gasa húmeda (compresa) con agua tibia y se deja por unos minutos para humedecer la secreción o costra que forma la misma y luego retirarla sin molestar el ojo.

- Usar siempre gasa nueva y desechar en la basura la gasa usada.

- Volver a lavarse muy bien las manos con suficiente agua y jabón.

- Si hay mucho prurito (picazón) o está muy irritado se puede colocar unas gotas de solución salina. No se usan gotas oftálmicas con antibiótico porque no es bacteriana, sino de origen viral.

- Por lo general no es necesario analgésicos, a menos que el niño refiera dolor y en ese caso puede haber una complicación, lo que nos indica que debe ser valorado por un oftalmólogo.

- Suspender la escuela infantil solo por 72 horas, mientras mejoran los síntomas.

Recomendaciones para cuidar los ojos de los niños 

Siempre en la consulta, además de indicar algún tratamiento, hago énfasis en las siguientes recomendaciones para el cuidado de la vista en los niños:

- Es importante hacer un chequeo de la vista con médico oftalmólogo al menos una vez al año para prevenir enfermedades.

- No tocar los ojos con las manos sucias. Lavar frecuentemente con agua y jabón.

- Alimentación adecuada, incluyendo alimentos ricos en vitamina A: pollo, pescado, zanahoria, brócoli, batata, espinaca, melón, albaricoque, mango y  productos lácteos.

- En verano cuidar la vista del sol con el uso de lentes oscuros y no bañarse en piscinas con aguas contaminadas.

- En la playa evitar pasar las manos con arena por los ojos.

- Cualquier molestia en los ojos referida por el niño, consultar de inmediato con su pediatra.

- No automedicar.

La vista en el humano es uno de los sentidos mas importantes, ya que por medio de ella se perciben las imágenes y las sensaciones que acompañan esas imágenes y esto repercute en nuestro aprendizaje y comportamiento, por lo tanto hay que enseñarle a nuestros hijos a cuidar su vista.