Fiesta de cumpleaños feliz para los niños

Propuestas y preparativos para la fiesta de cumpleaños de los niños

¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos todos, cumpleaños feliz! Probablemente sea esa la canción que más oímos y cantamos en nuestras vidas. La oímos cuando éramos bebés y luego la aprendimos y cantamos en nuestros cumpleaños y en los de nuestros familiares y amigos. Sin duda, es la canción más popular, la más conocida y cantada. Proviene del inglés Happy Birthday y con el tiempo se ha traducido a una multitud de idiomas por todo el mundo.

La fiesta de cumpleaños para los niños

Fiesta de cumpleaños feliz

Además del Cumpleaños feliz, en España, bien como en otros países de lengua hispana, también se suele cantar feliz, feliz en tu día, amiguito que Dios te bendita, que tengas paz en tu día, y que cumplas muchos más y como en otros países latinoamericanos, también es costumbre tirar de las orejas al cumpleañero, una vez por cada año que cumple. En Estados Unidos, se dan golpecitos en las nalgas como años tenga el que cumpla años. En México también se canta Las mañanitas, su canción más popular.

A parte de las tradicionales canciones, existen supersticiones que dictan que si el que cumple consigue apagar todas las velas en un solo soplo, que su deseo se hace realidad.

Propósitos de la celebración del cumpleaños de los niños

Para los niños la celebración de su cumpleaños representa no solo el encuentro y la reunión de sus amigos, primos, como también la confirmación de que él ha crecido y que ahora es algo mayor.

El cumpleaños les interesa de una forma muy especial porque estimula su curiosidad, sus deseos de aprender, sus ganas de vivir un momento distinto y divertido. El cumpleaños es algo que tiene vida y una gran carga afectiva. Por lo tanto, debe ser vivido con motivación y alegría.

El cantar, la tarta, los aplausos, los regalos, las velas, los globos son ingredientes que les gusta a todos los niños. Les llenan los ojitos, el alma, y el corazón. Les llenan de alegría, de ilusión y fantasía. Y si a eso, añadimos juegos y bailes, mejor que mejor. Dentro de tus posibilidades, haz del cumpleaños de tu hijo una fiesta que le haga sonreír y vivir un momento único. Él te lo agradecerá cuando sea mayor de verdad.

La fiesta de cumpleaños es un momento muy especial para el niño

La celebración del cumpleaños de un niño le beneficia en todos los sentidos. Le enseña a compartir, a participar y colaborar de las actividades de la fiesta, a disfrutar de la compañía de otros niños, a vivenciar relaciones y situaciones, a aceptar con más facilidad las normas establecidas, y a valorarse a sí mismo y a los demás. Será muy bueno para aumentar su autoestima, desarrollar su pensamiento creativo y ampliar sus relaciones sociales. Es tan provechoso y altamente rico celebrar su cumple como acudir al cumple de los demás.