La matronatación. Madre y bebé nadan juntos

Los beneficios y ventajas de la Matronatación

Los bebés disfrutan mucho en el agua. La natación es el deporte más completo y el primero que se puede empezar a practicar, incluso antes de que los bebés aprendan a andar o a gatear. Hasta hace algunos años, los doctores y expertos no recomendaban llevar a los niños a clases de natación hasta que no cumplieran los cuatro años, pero desde hace algunos años ha aparecido un tipo de natación para bebés muy recomendable: la matronatación. 

Ejercicios de estimulación en el agua con el bebé

Natación para bebés

La matronatación no son clases para que los bebés aprendan a nadar, entre otras cosas, porque no es hasta aproximadamente los cuatro de edad cuando el aparato locomotor está lo suficientemente desarrollado como para nadar. La matronatación es una actividad que busca la estimulación acuática del bebé por medio de una serie de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse por el agua con la ayuda de sus padres.

En este método es fundamental el papel del padre o de la madre dentro del agua. Mediante la orientación técnica del profesor encargado de la actividad, los padres participan en la aventura acuática de su bebé. Además este contacto reforzará el vínculo inicial entre los progenitores y los bebés, viviendo una experiencia original, única e irrepetible.

¿Con qué edad se debe iniciar en la matronatación?

La edad para que los bebés comiencen a dar clases de matronatación no está claramente definida. Lo que recomiendan los expertos es que se espere hasta que el bebé tenga cuatro meses, ya que es a esa edad cuando termina de madurar el sistema inmunológico de los pequeños, y el riesgo de padecer otitis o resfriarse es menor. El Comité de Medicina Deportiva y Entrenamiento de la Academia Americana de Pediatría se opuso durante muchos años a que los niños menores de 4 años dieran clases de natación, basándose en que consideraban que los riesgos de la matronatación, - como el enfriamiento del niño, posibilidad de intoxicación hídrica e infecciones -, y la falsa sensación de seguridad que podría producir en algunos padres el hecho de que sus hijos serían capaces de nadar y de autocuidarse en el agua eran francamente perjudiciales a la salud del niño. Pero desde el años 2000 esa postura ha cambiado drásticamente: el Comité declaró que los riesgos pueden ser evitados mediante precauciones y medidas de seguridad.

¿Cómo son las clases de matronatación?

Cada clase de matronatación varia según la escuela. Por lo general duran entre 30 y 45 minutos, dependiendo de la resistencia y los reflejos del bebé. Además de la ayuda de los padres y los monitores, se emplean materiales didácticos como pelotas o tablas adecuadas a la edad de los bebés. Lee la segunda parte del artículo: Matronatación. El primer día del bebé en la piscina