Trastornos de lenguaje y comunicación en la adolescencia que debes conocer

Inseguridad o baja autoestima son consecuencias de no detectar estos problemas del lenguaje en los adolescentes

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

La adolescencia es una etapa en la que como padres damos todo por sentado y aprendido, ya vemos a nuestros hijos grandes y les damos más responsabilidades, a la vez que ya no prestamos tanto interés en ciertas dificultades pues pensamos que es algo de 'un par de días' y lo solucionarán solos. ¿Sabías que es más común de lo que pensamos que haya trastornos de lenguaje y comunicación en la adolescencia?

Consecuencias de no detectar a tiempo trastornos del lenguaje en la adolescencia

trastorno de lenguaje y comunicación en adolescentes

Los problemas de lenguaje en los adolescentes es un área muy interesante de explorar, ya que tienen muchas consecuencias en su rendimiento académico, sus relaciones sociales o su comunicación interpersonal. Cuando están pequeños, nos preocupamos porque no hablan a tiempo y ahora de adolescentes nos debemos preocupar porque no tienen una buena comunicación con su entorno.

En esta etapa de la vida de nuestro hijo ocurren ciertos trastornos de la comunicación, como por ejemplo en la fluidez verbal, es decir que tu hijo cuando debe hablar con otras personas fuera de su entorno o incluso realizar una exposición se traba y no logra dar pie a sus palabras, teniendo un bloqueo verbal y, por ende timidez, inseguridad, poca confianza en sí mismo...

Al llegar a casa contigo se limita a contestar en sílabas (sí, no, ok), debido a que se empieza a crear una limitación y por miedo a un regaño o una burla prefiere no decirlo y evadir la situación. Situación que da pie a otra dificultad que se llama trastorno de la comunicación social. Como su nombre indica es un impedimento en su lenguaje o comunicación expresiva espontánea, por lo que empieza evita estar con otras personas y prefiere estar solito en su habitación para no tener que relacionarse.

Los trastornos de la comunicación no son solo verbales, escritos o gestuales, también afectan a otras áreas del adolescente. La comunicación es algo tan vital y necesario, es la herramienta diaria de interacción de niños y adultos en el trabajo, en la escuela, en casa...: leyendo y pidiendo algo de comer, entendiendo los letreros de las calles o alguna publicidad que te ha llegado. 

Si no se hace adecuadamente, la parte social y emocional se verán afectadas: surge la irritación y frustración con más facilidad, el aislamiento y se evitan al máximo posible la comunicación, logrando de esta manera que las personas te rechacen no quieran compartir contigo.

Ahora que he logrado que tengas un panorama imaginativo del asunto, quiero que te pongas en el lugar de un chico al que siempre le regañan por no hablar bien, por no exponer correctamente y porque se le olvide todo; que siempre le tildan de tonto o los mismos profesores le pierden la paciencia al ver que no hace lo que le han pedido… ¿Por qué en vez de regañar y frustrar más a ese pobre chico, mejor nos acercamos a él y le preguntamos qué le pasa y por qué siente que no puede comunicarse asertivamente?

Ellos ya están grandes y conscientes de muchas de sus falencias. Si te acercas con calma, ganas su confianza y si le permites hablar seguro te dirá cosas como las que yo escucho a diario en consulta: 'Lo que pasa es que yo leo y se me olvida todo y no sé qué decir', 'Cuando me preguntan me da pánico contestar mal y tartamudeo', 'Mira que cuando salgo a exponer frente a mis compañeros y los veo a todos no controlo mis nervios y prefiero salir corriendo'.

Cómo pueden los padres detectar trastornos de comunicación y lenguaje en adolescentes

Cómo pueden los padres detectar trastornos de comunicación y lenguaje en adolescentes

Yo sé que nos cuesta, son 'adolescentes rebeldes', pero tú también fuiste uno de ellos, ¿o no? Y también tuviste tus asuntos y los resolviste con ayuda y solo, ¿verdad? No te tomes a pecho la palabra rebeldía, no se rebelan contra ti sino contra ellos mismos, se miden una y otra vez con sus compañeros para crecer y necesitan una guía. ¿Le ayudamos? ¡Aquí van algunos consejos!

- Tener espacios con tu hijo para charlar del día (sin juzgar ni señalar) serán cruciales para detectar posibles dificultades. Entre el colegio y sus diferentes actividades hay un montón de temores y satisfacciones que siente cada día, incluso se habrá puesto una que otra meta de algo que le llamó la atención. Escucharlo y animarlo a conseguir aquello que se desea es algo muy positivo. La comunicación no solo es hablar, va ligada a nuestra manera de ser, de pensar, de actuar y de sentir.

- Otra cosa que no se puede perder es hablar; y no hablar por hablar con las preguntas de siempre, hablar de temas de actualidad, de aquello que está en tendencia o de algún acontecimiento en cualquier país. Nutrir su conocimiento y practicarlo en casa le permitirá desenvolverse mejor y, por ejemplo, participar en los debates del cole con más seguridad. En esta edad no son de leer el periódico ni escuchar el telediario o noticiero, pero si pones el tema como algo que te llamó la atención y lo llenas de información, créeme que puede llegar a interesarse por él.

- Otro consejo que te doy es ejercer el arte o mejor dicho la habilidad de escuchar. Nos encanta que nos escuchen, pero muy pocas veces escuchamos y tu hijo adolescente es de ese clan. En la adolescencia no queremos escuchar, nos molesta que nos digan algo. Reforzarles la atención y el interés por escuchar y ser escuchados les ayudará no solo en su desempeño académico sino también social. Si tu hijo escucha y entiende lo que han dicho, seguro contestará más acertadamente que cuando dice escuchar pero solo oyó un balbuceo y su respuesta fue un 'aja' y nada más. Es irritante este tipo de situaciones, pero recuerda dar ejemplo: demuéstrale que tú puedes escucharlo y darle una respuesta oportuna.

- Los juegos son algo que no debe perderse ni en la adolescencia. Por medio del juego puedes ver las habilidades y dificultades de tu hijo. Busquen juntos algún juego que les guste a todos, como las cartas o cualquier juego de mesa (evitar los online). El objetivo es favorecer la participación, la comunicación visual, el intercambio de palabras...

No pierdas tu habilidad de observación con tu hijo para detectar aquello que le cuesta y ayudarlo desde la empatía y la asertividad, de nada vale hacerlo a la fuerza pues se cerrará por completo y será más complejo ayudarlo a tiempo. Cuando nuestros hijos presenten dificultades, no los regañes por 'estar muy grandes', dale las herramientas para mejorar sus habilidades comunicativas.

Puedes leer más artículos similares a Trastornos de lenguaje y comunicación en la adolescencia que debes conocer, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: