14 consejos para que tu hijo no consuma comida basura

Razones por la que los niños terminan comiendo comida basura y cómo evitarlo

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Estarás de acuerdo en que existe la 'comida basura'. Es ese tipo de alimentación que no aporta grandes beneficios a los niños, sino todo lo contrario. Suelen ofrecer hidratos de rápida absorción y mucha grasa 'de la mala'. Al incluir también mucho sodio y azúcar, se vuelven sabrosos y adictivos. La patatas chips, la bollería industrial.. 

Sabemos que ese tipo de alimentación no es saludable para los niños, pero.. ¿por qué terminan cayendo en ella? Y lo más importante: ¿Cómo evitarlo? Aquí encontrarás las razones de por qué los niños consumen comida basura y 14 consejos para que tu hijo no consuma comida basura. 

Las razones de por qué los niños abusan de la comida basura

Consejos para que tu hijo no consuma comida basura

La comida 'basura' es una de las principales razones del aumento de obesidad y sobrepeso entre los niños. Y aún sabiéndolo, los niños siguen consumiendo este tipo de alimentos. ¿La razón? Más bien existen varias razones, según la nutricionista Natalie Muth, de la Academia Estadounidense de Pediatría. Entre ellas, estas son las más comunes: 

1. La comida sana es más cara. Es cierto, uno de los 'ganchos' para que tantos niños consuman este tipo de alimentos es el precio asequible para las economías más básicas. De hecho, esta es la primera razón de por qué los niños con menos recursos económicos son los que más recurren a este tipo de alimentación

2. No tengo tiempo para cocinar. Otra de las excusas de padres y madres que terminan abusando de este tipo de alimentos es que son mucho más rápidos de preparar. Ante la falta de tiempo de los padres trabajadores, muchos recurren a lo fácil: un plato precocinado que solo necesita unos minutos en el microondas.

3. A mi hijo no le gustan ni verduras ni frutas... Muchos padres ponen la excusa de la imposibilidad de dar alimentos sanos a sus hijos porque no les gustan. Claro, los niños evidentemente prefieren el dulce sabor de una palmera de hojaldre con chocolate que el de un plato de acelgas.

Los mejores consejos para que tu hijo no consuma comida basura

Ante las razones de por qué tantos niños consumen comida basura, la pediatra y nutricionista estadounidense Natalie Muth, propone todas estas soluciones o consejos para que tu hijo No consuma comida basura

- Ante la excusa de que la comida sana es más cara: 

1. En realidad, comer fuera de casa siempre será más caro que hacerlo en casa si te planificas bien. 

2. Puede que los alimentos frescos sean más caros, pero no los alimentos congelados y los alimentos enlatados, y siempre serán más nutritivos que la comida 'basura'. 

3. Si consumes alimentos enlatados, enjuágalos bien antes de consumirlos, ya que suelen tener un exceso de sal.

4. Planifica bien la compra, asegurándote de que compras solo lo necesario y buscando siempre el mejor precio

5. Compara siempre los precios de los mismos productos en diferentes supermercados.

- Ante las excusa de la falta de tiempo para preparar un menú saludable: 

6. Durante el fin de semana, prepara los alimentos que vas a necesitar durante la semana. Puedes cortar y trocear verduras y guardarlas en tuppers. 

7. Las piezas de fruta no necesitan mucho tiempo de preparación y son excelentes en el menú infantil.Puede ser una merienda.

8. Investiga porque existen muchas recetas que no precisan mucho tiempo y sí son saludables.  

- Ante la excusa de que a mi hijo no le gusta la comida sana...

9. Puedes acostumbrar a comer bien a tu hijo cuando es bebé. Es el momento ideal para que tome contacto con todos los alimentos. Si le ofreces comida basura desde que es un bebé, se acostumbrará a ella.

10. Puede que a tu hijo no le gusten los melocotones, y sí los plátanos. Busca dentro de la familia de frutas y verduras aquellos que puedan gustar a tu hijo. 

11. Deja que tu hijo cocine contigo. Está demostrado que la mayoría de niños que ayudan a cocinar, muestran interés por probar todos los alimentos.

12. Juega a dar nombres creativos a los platos. Si le ofreces a tu hijo un plato de acelgas, lo mismo no lo encuentra atractivo: ¿Qué tal si se llama 'preparado mágico con superpoderes'?

13. Da ejemplo. Si tu hijo te ve comer fruta y verdura, se familiarizará con ello y será más fácil que te imite.

14. prueba con recetas divertidas y originales. Existen muchas formas de presentar un plato. Si haces que unas zanahorias con arroz y guisantes sean en realidad un bosque misterioso, a tu hijo le resultará más tentador a la hora de comerse los alimentos.