Alimentos más recomendados si estás dando el pecho en primavera

Por qué es bueno adaptar tu alimentación a la nueva estancia si estás con lactancia materna

Andrea Cardozo

Dejamos atrás el invierno y, con él, las comidas pesadas y altas en calorías. Viene ahora otra hermosa época del año, de germinación y florecimiento, donde la naturaleza se reactiva para ofrecernos una gran variedad de alimentos. Si estás dando el pecho, es importante que hagas cambios en tu alimentación, siempre bajo la premisa de llevar una dieta equilibrada, es decir, que contenga carbohidratos, proteínas, granos, cereales, vegetales y frutas. Estos son los alimentos más recomendados en primavera si estás dando el pecho. 

Qué comer en primavera si estoy dando el pecho 

qué comer si estás dando el pecho en primavera

Para mantener tu salud y la de tu bebé, no debes descuidar tu alimentación, de ahí la importancia de adaptarla a cada momento del año. Tu lechita siempre será perfecta para tu hijo, pero producirla representa en tu cuerpo un gasto de energía, vitaminas y minerales que, si no lo repones con tu alimentación, serán tomados de tus reservas, perjudicando tu salud y disminuyendo tu brío para enfrentar las actividades que conlleva la crianza.

La primavera te ofrece la posibilidad de variar tus alimentos y comer muy sano, con la diversidad de frutas y verduras frescas, que irán creciendo conforme aumentan los rayos del sol. Algo muy importante es que en esta época comienza a sentirse un poco de calor, por lo que es necesario que incrementes tu ingesta de líquidos para mantenerte hidratada. Recuerda que cerca del 85% de la leche materna es agua y diariamente tienes una producción promedio que se ubica entre 800 y 850 ml de leche.

Para hidratarte no solo está el agua, consume las frutas de esta temporada como las fresas (ricas en vitamina A y antioxidantes), nísperos y albaricoques (que aportan potasio y provitamina A), las cerezas y los arándanos (con su alto poder antioxidante). En fruta o jugo, aportarán líquido a tu organismo y te mantendrán fresca e hidratada.

Aprovecha el buen clima para dar paseos con tu bebé y tomar el sol (preferible antes de las 10 de la mañana o después de las 3 de la tarde), así recibirás tu aporte de vitamina D. También puedes consumir pescados como el arenque, el salmón, la sardina y el atún, que son una fuente importante de esta vitamina, necesaria para un mejor aprovechamiento y fijación del calcio.

Hacen su aparición las habas y los guisantes, que puedes combinarlos en la preparación de diferentes platos, son ricos en fibra y depurativos para el organismo. Encontrarás también berenjenas y calabacines, para elaborar platos saludables y de fácil digestión. Prefiere las cocciones ligeras, verduras al vapor o salteadas y ensaladas frescas.

No olvides incorporar a tu dieta una buena proteína, puedes variar entre las diversas carnes, lácteos y huevos. En primavera hay una mayor oferta de carne de cordero fresca, una rica fuente de proteína y vitaminas del grupo B, que ayudan a mantener sanas las neuronas y los vasos sanguíneos. Algunos pescados, especialmente los de aguas frías, que mencionamos antes, contienen los ácidos grasos de la vitamina Omega-3, importantes para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso de tu bebé durante su primer año de vida y al consumirlos, tú se los estarás dando a través de tu leche.

Hablando de grasas, prefiere las monoinsaturadas y las poliinsaturadas, son las llamadas grasas saludables. Además del pescado, las encuentras en el aceite de oliva, las semillas, los frutos secos y también el aguacate, que en primavera se da muy bien. Por su parte, los granos y cereales integrales son muy nutritivos, te aportan fibra y energía más duradera a lo largo del día.

Ventajas y desventajas de variar tu dieta con la lactancia materna

primavera y lactancia materna

Saca provecho los cambios de estación para variar tu alimentación, haciendo diferentes combinaciones con los ingredientes frescos de cada temporada. Aunque de manera ligera, estos cambios también son percibidos por tu hijo en el sabor de la leche, lo que hará más fácil la introducción de la alimentación complementaria cuando cumpla su sexto mes.

Siempre es bueno elegir los alimentos que se dan cada temporada y si provienen de lugares cercanos a tu ciudad, mejor, ya que estarán más frescos y tendrán menos tiempo conservados.

Recuerda siempre estar alerta a los cambios que observes en el bebé. Estos nuevos ingredientes en tu alimentación pueden generar algunas reacciones que ameriten suspender temporalmente su consumo. Ante esta situación, acude a tu pediatra, quien te dará las indicaciones pertinentes.

Puedes leer más artículos similares a Alimentos más recomendados si estás dando el pecho en primavera, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.