Por qué debes tomar agua de coco mientras estás dando el pecho

Durante la lactancia materna es importante beber líquidos para mantenerse bien hidratada

Meybol Lorena Ramírez

La alimentación y los cuidados de una madre lactante deben de ser tan importantes o más si cabe que cuando se está embarazada, de ahí que surjan muchas cuestiones sobre qué comer o no comer. Una de las dudas más frecuentes de muchas mujeres surge alrededor de una bebida concreta. ¿Quieres saber por qué debes tomar agua de coco mientras estás dando el pecho? ¡Te lo contamos!

Falsas creencias sobre la lactancia materna

lactancia materna

Cristina va de visita a casa de su mejor amiga Laura, ya que esta la ha llamado preocupada porque su producción de leche se ha visto algo disminuida. Laura tiene un bebé de 4 meses y su suegra le 'recomendó' que tomara leche de coco para aumentar la producción, pero la recién estrenada mamá está dudosa de probarla porque no sabe si realmente es bueno o malo para su hijo. Por supuesto, su suegra lo hizo con sus hijos, igualmente recomendado por su mamá, pero aún así Laura decide llamar a su amiga Cristina para que le aconseje.

Seguramente esta situación te suene y, en algún momento quizás no con el agua de coco pero sí con otro alimento, has vivido algo similar con respecto a la ingesta de algún alimento durante la lactancia materna. Hoy, en concreto, vamos a hablar del agua del coco. ¿Crees que es bueno o, por el contrario, piensas que es malo consumirlo mientras que amamantas? ¡Vamos a salir de dudas!

Para nadie es un secreto que existen muchos mitos sobre la lactancia materna, y más aún sobre la alimentación que debe llevar la madre. 'No tomes esto porque le va a  caer  mal al bebé' o 'Toma tal cosa para producir más leche' son frases que una mujer lactante tiene que escuchar casi a diario. De hecho, anteriormente, se consideraba que la madre que daba el pecho debía de tener cuidados 'especiales' como no salir de la casa o no bañarse.

La alimentación tampoco escapó a esas creencias que, a día de hoy, son solo mitos (aunque siguen creando mucha inseguridad en las madres primerizas). Muchas veces se aconsejaba que si una madre quería aumentar su producción láctea, debía ingerir agua de coco. ¿Qué habría de cierto en esta afirmación? ¿Sería otro mito o una realidad que podría ayudar a muchas lactantes?

Es cierto que durante todo el periodo de gestación y durante la lactancia, la mujer necesita una dieta balanceada, pero también es cierto que no hay alimentos que aumenten o disminuyan la producción de leche. Lo único real es que a mayor succión por parte del bebé, corresponde una mayor producción de leche.

Beneficios del agua de coco durante la lactancia materna

agua de coco para la madre lactante

La leche materna se produce a partir del mensaje que el estímulo de la succión envía al cerebro de la madre a través de un proceso hormonal desencadenado por la succión que nada tiene que ver con lo que se coma o deje de comer la madre.

Durante esta etapa de la vida de una mujer, la madre debe mantener una alimentación balanceada, complementada con una buena hidratación. Y es que son muchas las mujeres lactantes que necesitan tener un vaso de agua al lado de su mesilla de noche porque dar el pecho les genera mucha sed. ¿Es tu caso? Si es así, debes saber que el agua de coco, por sus propiedades y beneficios para tu salud, puede convertirse en tu mejor aliado:

- El agua se coco se obtiene de el coco, fruto comestible que se obtiene del cocotero. Es un líquido natural bajo en calorías.

- Es rico en vitaminas, (entre ellas del complejo B, vitamina A, vitamina C, vitamina E), azúcares, aminoácidos, enzimas, minerales (cobre, magnesio, hierro, zinc), Electrolitos (como el calcio, potasio, fósforo y sodio), citoquininas y fitohormonas (hormonas naturales).

- Además contiene fibra dietética, hidratos de carbono de fácil digestión y ácido láurico, el cual tiene potente actividad antimicrobiana y antiviral.

- Es una bebida altamente hidratante y el hecho de estar hidratada mientras se da el pecho al bebé, por supuesto, interviene en la producción de leche.

- Su consumo durante la lactancia aumenta los ácidos grasos como:el ácido caproico y ácido láurico en la leche materna, lo que aumenta la inmunidad  del lactante.

- Ayuda a mantener el cuerpo bien hidratado, actúa como un antioxidante para el cuerpo y, por lo tanto estimula el sistema inmunológico.

- Asimismo ayuda a mantener los niveles de presión arterial adecuados cuando se está lactando y favorece la digestión.

Iniciamos este post con la historia de Laura y su problema para amamantar a su bebé. Obviamente, en su caso concreto, se debe evaluar la técnica de lactancia, pero si hablamos sobre si es bueno el agua de coco, creo que sacaríamos provecho si lo incluimos dentro de nuestros menús diarios.

La suegra no iba mal encaminada, pero lo que no sabía era el por qué era tan bueno el agua de coco en  mujeres lactantes y que, al hidratar, ayuda a producir leche, así que, si queréis beber agua de coco y estás amamantando, ¡¡¡no hay problema!!!