Qué significan los puntos blancos en el pecho de la mamá lactante

Consejos para remediar una perla de leche en los senos de la madre mientras da el pecho

Meybol Lorena Ramírez

A lo largo de la lactancia se pueden presentar algunas afecciones, entre las que se conoce con el nombre de perla de leche, la cual no es más que un punto blanco y nacarado, como especie de ampollita que aparece  en el pezón de la madre y que causa un dolor intenso en el momento que el bebé es amamantado. Pero, ¿qué significan los puntos blancos en el pecho de la madre lactante?

Por qué aparecen los puntos blancos en el pecho de la mamá lactante

puntos blancos en el pecho de la madre

Hace un par de semanas una mamá me contacta para brindarle asesoría de lactancia. Tenía un segundo bebé, al que estaba alimentado con lactancia materna. Desde hace tres días, la madre lactante, cada vez que le daba el pecho a su bebé, sentía un dolor intenso en su pecho izquierdo, tipo punzadas.

Añadía, casi entre lágrimas, que no toleraba el dolor y que notaba que en ese pecho tenía un puntito blanco que le aparecía por primera. Evidentemente Claudia estaba preocupada por su dolor, no quería dar fin a su lactancia, pero el dolor le resultaba insoportable. Al examinarla descubrí qué le pasaba: este punto blanco era una perla de leche.

La lactancia materna es el mejor y principal alimento a lo largo del primer año de vida. Diferentes organizaciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomiendan ofrecer de manera exclusiva en los primeros 6 meses de vida, a libre demanda y sin horarios. Un trabajo arduo para la mamá, pero a la vez gratificante con grandes beneficios para ella, para el bebé y para la sociedad.

Dar el pecho es una preciosa aventura que no está exenta de ciertos obstáculos o dificultades, como es la aparición de puntos blancos en el pecho, también conocidos como perlas blancas. ¿Por qué aparecen los puntos blancos en el pecho? Son varias las causas y muy importantes determinarlas para poder así hacer un mejor tratamiento de los mismos.

- Traumatismos como mordidas en el pezón.

- Mala técnica de lactancia con agarre inadecuado.

- Mastitis (infección en el pecho) en los senos de la madre.

En el informe 'Problemas en lactancia materna', realizado por la pediatra Margarita Tomico del Río, establece como las perlas de leche o puntos blancos, como una de las razones por las que muchas mujeres abandonan la lactancia materna junto con la escasez de leche o problemas en la técnica.

Cómo puedo remediar una perla de leche o punto blanco en el pecho

perla de leche o punto blanco en el pecho

En la mayoría de casos, la perla de leche se cura de manera espontánea. Al cabo de unos 5 a 7 días tiende a desaparecer con la misma succión enérgica que ejerce el bebé en el pecho.

Sin embargo, lo que viene a continuación te servirá de mucha ayuda para curarla, siendo necesaria sin duda alguna la valoración de un asesor o especialista en lactancia para determinar si estás frente a una mastitis y si requieres cumplir antibióticos u otro tratamiento en específico.

1. Mejora la técnica de agarre al pecho. Asegúrate que la boca del bebé esté bien abierta, sus labios tanto superior como inferior evertidos (es decir, ambos hacia afuera), mejillas redondeadas, y cabeza, hombro y cadera alineados.

2. Masajea el pecho antes de ofrecerle a tu bebé. De manera que si existen obstrucciones (te das cuenta también porque tocas unas bolitas en tus pechos) se ablandarán y la leche allí retenida pueda drenarse.

3. Aplica calor local. Para ello ayúdate de una fomentera o pañito de agua tibia antes de ofrecer el pecho al bebé.

4. Cambia la posición del bebé al ser amamantado. En caballito, como balón de rugby, acostada, acunando... Será una forma de asegurarte que todos los cuadrantes del pecho se vacíen de manera correcta.

5. Por nada del mundo pinches la perla con alguna aguja. Este procedimiento debe hacerlo en todo caso el asesor o especialista en lactancia, de considerarlo necesario si la perla no se resuelve o está muy difícil de solucionar. El material a utilizar debe ser previamente esterilizado, si lo intentas en casa podrías agravar el problema causando una infección seria en tus pechos.

Por último, la aparición de perlas de leche no es motivo para suspender la lactancia materna, en todo caso, al contrario de ello, ese pecho debe trabajar de manera continua y, si es posible, más para que esa perla pueda curarse.

Y, ten en cuenta que la perla de leche puede repetir y que, si esta afección se hace repetitiva, es importante que busques asesoría en lactancia y se determine qué puede estar ocurriendo.

¿Habías leído alguna vez sobre perla de leche? ¿Te ha pasado?

Puedes leer más artículos similares a Qué significan los puntos blancos en el pecho de la mamá lactante, en la categoría de Lactancia materna en Guiainfantil.com.