5 postres infantiles sanos para salir de la rutina

Tipos de postres saludables, divertidos y diferentes

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Está claro que el postre es uno de los atractivos de la hora de la comida, y los niños están siempre a la espera de algo dulce como colofón final, pero también está demostrado que el azúcar es el enemigo número uno en la infancia.

En un intento de evitar ofrecer a nuestros hijos postres cargados de azúcar nos podemos ver limitados a la fruta, que, si bien es la mejor opción, la más sana, y además es dulce, puede resultar aburrida si no se ofrece suficiente variedad.

5 ideas de postres diferentes y sanos

Postres sanos y diferentes para niños

1- Yogur con frutos secos. El yogur, natural y sin azúcar, es un lácteo fácil de digerir ya que, al estar fermentado, no contiene –apenas- lactosa, siendo incluso apto para intolerantes. La presencia de bacterias lácticas es beneficiosa para la microflora intestinal, ayudando a mantener su equilibrio. Las bacterias presentes en el tracto gastrointestinal están en constante comunicación con el sistema inmunitario, constituyendo una parte importante del sistema de defensa del organismo. Los frutos secos aportan vitaminas liposolubles, y minerales, como selenio, magnesio, cobre o zinc y grasas mono y poliinsaturadas, las más saludables. También contienen fitonutrientes, con función antioxidante, beneficiosos para la salud de las células. Lamentablemente, este postre no es apto para los niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca (APLV) ni los alérgicos a los frutos secos.

2- Smoothie. Se da este nombre a la mezcla de yogur, generalmente congelado, batido con frutas frescas o congeladas. A todos los beneficios que aporta el yogur, se le suman los que aporta la fruta, vitaminas, minerales y fibra, sobre todo, por lo que se convierte en un postre muy completo y apetecible, sobre todo cuando el calor aprieta. Esta opción no es apta para los APLV.

3- Batido de frutas. De una manera muy similar al smoothie, el batido de frutas contiene leche y fruta, y por tanto fibra, vitaminas y minerales, que, como la vitamina D y el calcio procedentes de la leche, son muy importantes para el crecimiento. Al contener leche, no es apto para los intolerantes a la lactosa ni los alérgicos a la proteína de la leche de vaca.

4- Espuma de frutas. Se puede elaborar fácilmente este postre con una batidora potente y fruta congelada. Si se utiliza fruta suficientemente madura, como fresas y plátano, y se consigue introducir suficiente aire en la mezcla, no es necesario añadir azúcar para que se convierta en uno de los favoritos de los niños ya que se asemeja a un helado. Como precaución para que no se oxide, puede añadirse una cucharada de zumo de limón o naranja.

5- Galletas de plátano y avena. La combinación de plátanos maduros con avena horneada con forma de cookie, puede convertirse en un dulce sin azúcar del que echar mano cuando queramos ofrecer algo más exótico. Del mismo modo, pueden elaborarse tortitas con esta misma mezcla, pero añadiendo un huevo. En este caso el postre no sería apto para alérgicos al huevo.