Dieta infantil: ¿tres platos o plato único?

¿Primero, segundo y postre o plato combinado para los niños?

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Aunque parece generalmente aceptado que el patrón de comidas más recomendable durante la infancia es de 5 al día -3 principales, desayuno, comida y cena, y dos más ligeras, almuerzo y merienda-, el contenido de estas comidas, sobre todo de la comida y la cena, es en ocasiones fuente de discusión.

Y no sólo esto, además planteamos las ventajas e inconvenientes que tiene para la dieta infantil ofrecerles tres platos o plato único. ¿Qué es lo mejor?

¿Plato único o tres platos para una dieta infantil sana?

Tres platos o plato único para una dieta infantil sana

El horario de las comidas en España dista mucho de lo que se acostumbra en otros países, y dado que existe un periodo muy largo entre el desayuno y la comida, la tendencia generalizada es a realizar una comida copiosa. Mientras tanto, en otros países, estos horarios son muy diferentes, siendo la comida mucho más temprano y menos abundante.

Según este patrón, la comida debe aportar aproximadamente un 30 - 35% del aporte calórico total del día, distribuyéndose generalmente en tres platos, con un postre a base de fruta y acompañada de pan. Dependiendo de la densidad calórica del primer plato, debería elegirse un segundo plato más o menos calórico, ya que debe complementar nutricionalmente al primer plato.

Un inconveniente es que, a menor edad del niño, más posibilidades de que no sean capaces de comerse los tres platos, siendo esto un problema si el menú está pensado para consumirse en su totalidad. Si este es el caso, la principal dificultad es que, aunque cubra sus necesidades calóricas (ya que ellos mismos decidan que se han llenado), el primer plato en exclusiva, no cubrirá sus necesidades nutricionales, al menos en lo que a micronutrientes se refiere. A medida que vayan creciendo, esto pasara con menos frecuencia y serán capaces de comer también el segundo plato, y más adelante, también el postre.

En contraposición, escoger un plato único a la hora de la comida se presume ventajoso sobre todo para niños pequeños. Un plato único se caracteriza por incluir pequeñas porciones de varios alimentos, para conseguir un plato equilibrado y completo tanto en su contenido en macro como en micronutrientes.

Qué hacer pues ante la tesitura de preparar tres platos o plato único. Aunque la elección parece difícil para lograr una dieta infantil sana, no lo es tanto, y cada opción puede resultar ventajosa en unas circunstancias y no tanto en otras, dependiendo de la edad del niño, de la situación concreta (día de diario, fin de semana o vacaciones) y hasta de la temporada (en verano los primeros platos suelen ser más ligeros y es más fácil que hasta los más pequeños estén dispuestos a comer tres platos).

Lo que debemos conseguir en cualquier caso es que, sea en tres platos o en uno combinado, se ofrezca suficiente variedad de alimentos para obtener un aporte nutricional óptimo.