El porqué de los niños. Porqués sobre el eco

Cómo responder a las preguntas de los niños sobre el eco

Cristina González

Cuando los niños empiezan a tener conciencia del mundo que les rodea se despierta en ellos la curiosidad de aprender, conocer y experimentar. Comienza la etapa de los ‘porqués’. Alrededor de los 3 años de edad, los niños quieren saberlo todo, y ‘bombardean’ de manera reiterada preguntando por todo lo que se les pasa por la cabeza.

El dar respuesta a estas numerosas preguntas puede ser en muchos casos tarea ardua complicada para los padres, ya que pueden llegarse a plantear ingeniosas cuestiones que de adultos no se nos hubieran ocurrido y que no siempre tienen una fácil respuesta.

En Guiainfantil.com te ayudamos a que conozcas un poco más las preguntas más comunes que suelen hacerse los niños sobre el eco. Con estas simples respuestas podrás explicar a tus hijos la existencia de este fenómeno.

Los porqués de los niños sobre el eco 

los porqués de los niños: el eco

A los niños les fascina el fenómeno acústico que produce el eco mediante el cual un sonido regresa al lugar de origen con cierto retardo. El eco genera muchas dudas en los niños. Algunas de ellas son estas:

1. ¿Por qué existe el eco?

El eco se produce cuando emitimos un sonido o una palabra se emiten unas ondas, si éstas rebotan contra algo duro, estas ondas vuelven con unos segundos de retraso. Como si alguien repitiera lo que decimos aunque no de manera inmediata. 

2. ¿Por qué en una habitación con muebles no hay eco?

Para que podamos percibir el eco es necesario que haya una distancia de unos 100 metros desde donde se emite el sonido hasta el material con el que rebota. 

3. ¿Por qué los patos no producen eco?

El graznido del pato si emite eco pero las ondas sonoras que origina el ‘cuac’ es difícilmente perceptible por el oído humano.

4. ¿Por qué es más fácil escuchar eco en las montañas o espacios abiertos?

Además de ser necesaria una distancia de unos 100 metros desde donde se emite el sonido hasta el material contra el que rebota, es necesario que ese material sea duro para que las ondas del sonido puedan rebotar. Si lanzas una pelota contra una pared rebota pero si la lanzas contra una cortina no. Con las ondas del sonido ocurre lo mismo. 

5. ¿Por qué el eco repite varias veces lo que decimos?

Si el sonido choca contra diferentes superficies, con distintos grados de inclinación nos llega en diferentes emisiones y grados de intensidad, como si repitiera lo que decimos de forma más alta al principio y más bajita y casi inaudible al final.