Cuándo es el mejor momento para ampliar la familia

Consejos sobre el mejor momento para tener el segundo hijo

Virginia Vicente Pascual

¿Pensando en el segundo hijo? ¿Os preguntáis si este es un buen momento? Se trata de una decisión muy personal y en la que tu pareja y tú debéis de estar muy de acuerdo. En Guiainfanitl.com os dejamos algunas consideraciones a tener en cuenta si queréis darle un hermanito o hermanita a vuestro primogénito. ¿Cuándo es el mejor momento para ampliar la familia?

Cosas a considerar para ampliar la familia

Cuándo ampliar la familia

1. La edad del primer hijo

Si vuestro hijo ya tiene un año o dos, es un momento perfecto para traer otro bebé al mundo. Seguro que ya duerme del tirón, come más espaciadamente, ha dejado el chupete y ya sabe andar y no tenéis que cogerlo en brazos. 

Lo bueno de no dejar pasar más de dos años entre hijo e hijo es que luego se llevarán menos tiempo y eso les permitirá compartir juegos, recuerdos y experiencias comunes. 

Seguro que os surgen dudas acerca de que vuestro pequeño se convierta en un príncipe destronado, pero no es así, vais a ver que tenéis amor para los dos y él no va a sufrir porque tengáis que compartir vuestro tiempo con el recién llegado.

Algunos padres también piensan que, al ser muy seguidos, se le fuerza al primogénito a hacerse mayor antes de tiempo. Esta es una creencia falsa, pero, también es positivo si se siente más independiente y con algunas responsabilidades al tener un hermano menor.

2. Energías renovadas para afrontar un segundo hijo

Debéis encontraros con ganas y fuerzas para afrontar de nuevo un embarazo, un parto y una crianza con las consiguientes noches sin dormir, los cólicos, las visitas al pediatra o el nuevo cambio de pañales, etc. Por eso es fundamental que os encontréis bien.

Lo ideal es que la madre se haga un chequeo médico completo y por supuesto que visite a su ginecólogo para comentarle su deseo de quedarse embarazada de nuevo. 

3. Una vida sana

La madre que se prepare para una nueva gestación debe alimentarse de forma saludable llevando una dieta equilibrada y variada en la que deje de lado las grasas saturadas y los azúcares.

Es ideal que consuma frutas y verduras y alimentos ricos en omega 3.

Debe reducir o evitar el consumo de cafeína y abandonar posibles hábitos nocivos como el tabaco o el alcohol.

También conviene que haga ejercicio al menos tres veces en semana para mantenerse en buena forma.

4. Una nueva logística para acoger al segundo bebé

Irremediablemente tenéis que pensar en que la llegada de un nuevo miembro a la familia va a suponeros más gastos y la necesidad de hacer más espacio en vuestra vida. Haceos una pregunta, ¿tenéis hueco en vuestro hogar para alojar a vuestro futuro hijo o debéis pensar en cambiaros de casa? 

De momento una cuna cabe en cualquier habitación, pero ya sabéis que después el niño tendrá que ocupar una cama y también tener un armario propio. Además, tendréis que pensar en el gasto adicional de guardería.

La buena noticia es que podréis aprovechar muchas de las cosas que está usando ahora vuestro primer hijo, como el cochecito, la silla de paseo, las sillas del coche o la cuna. También podréis reutilizar su ropa y los juguetes.

5. Las ventajas de tener hermanos

Un hermano es la persona que mejor va a entender a tu hijo cuando crezca. El apoyo emocional de un hermano es algo insustituible. Tu hijo tendrá alguien con quien jugar y aprenderá la importancia de compartir y de cooperar. Además, el hermano mayor se sentirá importante al enseñarle cosas al hermano pequeño.

¡Que no os preocupen los celos entre ellos, es algo natural y con el tiempo se pasarán!