Refranes graciosos para niños

Selección de dichos populares graciosos para enseñar valores a los niños

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Los años de experiencia y el saber tradicional han convertido a los refranes en un buen recurso educativo divertido para enseñar a los niños valores morales o dar un consejo a los niños sobre determinadas conductas a seguir, o a evitar.

Con los refranes queremos sentenciar un saber popular muy arraigado en una determinada cultura. No se sabe quien los inventó, pero con el paso de los siglos se han ido acuñando, y en la actualidad hay tantos refranes para cada cosa que es imposible sabérselos todos.

10 refranes divertidos y graciosos para niños

Refranes graciosos para niños

En Guiainfantil.com te mostramos algunos de los más conocidos y divertidos refranes para enseñar a los niños. Refranes graciosos para niños que les divertirán, aprenderán y transmitirán, del mismo modo que se han contado de una generación a otra durante siglos.

1- Mucho te quiero perrito pero de pan poquito
Desconfía de aquellos que quieren prestarte tu ayuda y cuando la necesitas no te la dan.

2- Ande yo caliente, ríase la gente
Da igual lo que piense la gente de nosotros, si lo que hacemos nos reporta algún beneficio y no perjudica a nadie.

3- Aunque la mona se vista de seda, mona se queda
No intentes aparentar lo que no eres, al final siempre serás tú mismo.

4- El que se fue a Sevilla perdió su silla
Aprovecha las oportunidades antes de que otro te las quite.

5- En boca cerrada no entran moscas
No hables más de la cuenta si no quieres que se vuelva en tu contra.

6- Habló el buey, y dijo mú
Aquella persona que habla mucho y no dice nada constructivo.

7- Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como
Te haces cargo de un asunto sin dar cuentas ni explicaciones a nadie.

8- La cabra siempre tira al monte
Por mucho que lo intentes, es inútil luchar contra tus propios instintos.

9- Muerto el perro se acabó la rabia
Si la causa que provocó un mal ha cesado, ya no tienes de qué preocuparte por ese mal.

10- Gato con guantes no caza ratones:
Cuando no se está utilizando la táctica necesaria para conseguir un fin determinado.