El niño está enfermo, ¿puede asistir al colegio?

Cuando no llevar al niño al colegio porque está enfermo

Si el niño está enfermo, ¿puede asistir al centro escolar? Buena pregunta. Me han formulado esta cuestión centenares de padres a lo largo de mi ejercicio profesional, y no es fácil de responder, porque las enfermedades no siguen ninguna ley matemática, y son un tanto imprevisibles.

Además, muchos de nuestros diagnósticos son “empíricos” y no de certeza. Un síndrome clínico puede ser tan amplio como una infección respiratoria de vías altas, y ésta a su vez obedecer a gérmenes tan distintos como el inocente y pasajero rinovirus, o el más duradero adenovirus. 

Si el niño está enfermo, ¿debe ir al colegio? 

Si el niño está enfermo, ¿en qué casos puede ir al colegio? 

Muchas veces, los padres están preocupados porque les resulta difícil faltar al trabajo, y no tienen a nadie que se quede con el niño. Algunos padres optan por pedirse días de vacaciones para cuidar de su hijo, o recurren a la ayuda de los abuelos. Otro porcentaje de progenitores administran un antitérmico a su hijo y le mandan al colegio o a la escuela infantil, pero con un cierto sentimiento de culpa. Hoy respondemos a una de las dudas más frecuentes en torno a esto: ¿si el niño está enfermo puede asistir al colegio?

El primer consejo a dar es que hay que aplicar el sentido común. Esto es, si el niño no ha pegado ojo en toda la noche, por poner un ejemplo, lo mejor es no llevar al niño al centro escolar. Más allá de esta consideración, has de tener en cuenta que cuando los médicos te decimos que es mejor que tu hijo evite el colegio es, no solo para garantizar su bienestar, sino además para evitar que su cuadro se disemine entre los compañeros. A continuación, detallamos qué hacer con tus hijos en diversos procesos:

- Catarro común sin fiebre. No precisa exclusión escolar.

- Gripe. No nos referimos a un “catarro fuerte”, sino a la infección por el virus de la gripe. El niño que padece una gripe puede acudir al colegio tras llevar 24 horas completas sin fiebre. Esto es, una vez que tenga mejor estado general, deja que se recupere un día más.

- Bronquitis. Lo suyo es que el niño no vuelva al colegio hasta que deje de manifestar dificultad respiratoria.

- Conjuntivitis. Este cuadro es contagioso hasta cumplidas 24 horas del inicio del tratamiento. Esto es, el niño puede seguir teniendo secreciones legañosas, pero ya no contagia.

- Faringitis bacteriana/escarlatina. Este cuadro es contagioso hasta cumplidas 24 horas del inicio del tratamiento. Pasado ese tiempo, puede volver al centro.

- Tos ferina. Cinco días después de haber iniciado el tratamiento antibiótico, el cuadro deja de ser contagioso.

- Diarrea.  La mayor parte de los procesos diarreicos tienen un origen vírico, y el agente se puede eliminar por heces hasta 48 horas después de haber normalizado las deposiciones. 

- Parotiditis (paperas). El período de contagio se extiende hasta una semana después de la normalización clínica.

- Hepatitis A. La escolarización se puede reanudar siete días después de la aparición de la ictericia.

- Varicela. El niño ha de permanecer en su domicilio hasta que todas y cada una de las lesiones de la piel queden cubiertas por una costra.

- Exantema súbito. Cuando el niño comienza a presentar manchas, ya no contagia.

- Pediculosis (piojos). Una vez aplicado el tratamiento, el niño puede volver al centro escolar.