Cómo afrontar el tener más de un hijo TDAH

¿Es posible tener varios hijos con déficit de atención e hiperactividad?

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

Si la crianza de un niño con TDAH se torna complicada, ocuparse de la crianza de más de un hijo con TDAH puede resultar para muchos padres una misión imposible. Y es que, es más que posible tener varios hijos con déficit de atención e hiperactividad.  

¿Tienes más de un hijo con TDAH? En Guiainfantil.com queremos orientarte para que puedas lidiar con éxito con esta situación. 

¿Es posible que varios hijos sean TDAH?

Tener varios hijos TDAH

Es cierto que actuar como padres de más de un hijo con TDAH no es tarea fácil y se convierte en un auténtico desafío. Pero, en ningún caso, es imposible. Manejar esta situación es posible si los padres disponen de las herramientas necesarias para actuar de la manera adecuada. 

Ha sido demostrado que el TDAH tiene un componente genético importante. Se ha constatado, en la mayoría de casos de niños diagnosticados de TDAH, la presencia de TDAH en alguno de los progenitores o en algún familiar cercano. Por lo que, es posible que tengamos más de un hijo con TDAH. Pero tranquilos, ¡que no cunda el pánico!

Las características principales de los niños que presentan TDAH son la hiperactividad, la inatención y la impulsividad. Por ello, los padres tienen que hacer frente a conductas tales como desobediencia, descuidos, despistes, inquietud, falta de escucha, escasa conciencia de peligro, comportamientos inadecuados, baja tolerancia a la frustración, fracaso escolar, etc. Por todo ello, podemos concluir que los padres de niños con TDAH y sobre todo, los padres que tienen más de un niño con TDAH, sufren un gran nivel de estrés.  

Cómo actuar si tengo varios hijos TDAH

Os ofrecemos recomendaciones que os ayudarán a manejar exitosamente las conductas de vuestros hijos con TDAH y a reducir el nivel de tensión en vuestra casa:  

- Dejar la culpa a un lado. No debéis sentiros culpables porque vuestros hijos hayan sido diagnosticados de TDAH. La culpa solo os paraliza y os angustia. ¡Es inútil! No os culpéis porque vuestros hijos tengan TDAH y tampoco permitáis que nadie lo haga.

- Sois adultos. No podéis olvidar que sois adultos. Vuestros hijos son niños y vosotros como padres estáis capacitados para tomar el control de la situación y ayudar a vuestros hijos a modificar sus conductas sin crear un ambiente de tensión y enfado en el hogar.

- Sois un equipo. El manejo de esta situación va a resultar más llevadera si la responsabilidad se divide entre los dos progenitores. Si actuáis como un equipo todo resultará más sencillo. Tomar las decisiones de manera consensuada, apoyaros mutuamente, cooperar y por supuesto, no os desautoricéis. Vuestros hijos tienen que percibiros como si fuerais una única persona. Firmes en vuestras decisiones y siguiendo ambos la misma dirección.

- Adaptar el hogar a las necesidades de vuestros hijos. Fijar en vuestro hogar normas y límites claros. Además, es importante que organicéis y planifiquéis las actividades o tareas que los niños tienen que realizar. Resulta muy útil establecer hábitos y rutinas para ayudar a los niños con TDAH a funcionar mejor durante el día. Todos los niños, y especialmente los niños con TDAH, necesitan un ambiente organizado y estructurado.

- Tener una actitud positiva y brindar mucho afecto a vuestros hijos. Las emociones se contagian con más rapidez que un constipado. Es importante que no perdáis el control y permanezcáis tranquilos. Si no procuráis estar en calma, contagiaréis vuestras emociones a los más pequeños y esto favorecerá que en vuestro hogar reine el caos y el descontrol.