Dar el pecho determina si el niño es diestro o zurdo, según un estudio

Todos los beneficios de la lactancia materna para el bebé y la madre

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Dar el pecho u ofrecer biberón al bebé recién nacido es una decisión muy personal de cada mujer, en la que nadie debería meterse. Sí que es cierto que se ha escrito, dicho e investigado mucho sobre los beneficios de la lactancia materna en los bebés. Un reciente estudio afirma que dar el pecho determina si el niño es diestro o zurdo. ¿Tú qué opinas? 

Por qué dar el pecho determina que el niño sea diestro

dar el pecho determina si el niño es diestro o zurdo

¿De qué depende que un niño sea diestro o zurdo? Según un estudio realizado en la Universidad de Washington (Estado Unidos) a más de 60.000 parejas de mujeres y bebés, las madres podrían desempeñar un importante papel en esta circunstancia. Y es que dicha investigación  sugiere que los bebés que son amamantados tienen menos probabilidades de ser zurdos en comparación con los que recibieron leche de fórmula.

Se cree que la habilidad con la mano se establece muy temprano -durante los primeros nueve meses de vida del bebé- y que esta circunstancia también pueda estar determinado por la genética, aunque los resultados del estudio sugieren que la nutrición y el vínculo que se desarrolla entre la madre y el niño podría ser clave también. 

Y, ¿qué pasa con los ambidiestros? En este caso, fueron colocados en la categoría de "no diestros", junto con zurdos. Las cifras de este estudio hablan de que entre los lactantes amamantados durante menos de un mes, la falta de diestros era un 9% menos común; en aquellos amamantados hasta seis meses, la falta de diestros fue un 15% menos común; por último, en los que fueron amamantados durante más de seis meses, fue un 22% menos común.

Algunos han sugerido que la base biológica para esto es que la lactancia materna aumenta la materia gris en el cerebro y aumenta el desarrollo de la vaina de mielina alrededor de las fibras nerviosas.

Otros factores ocultos relacionados con la lactancia podrían hablar acerca de si los bebés amamantados y alimentados con biberón tienen diferente desarrollo neurológico. Se ha informado que los bebés amamantados tienen mayor inteligencia y circunferencia de la cabeza, disminución de los problemas del habla y un menor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

Está claro que este nuevo estudio vuelve a crear debate alrededor de si los nuevos y futuros papás deben alimentar a sus hijos con leche materna o con leche de fórmula. Porque, quitando que una opción sea mejor o peor que otra, ¿importa realmente que el niño sea zurdo o diestro? 

Beneficios de la lactancia materna para la madre

Generalmente se habla de las ventajas de dar el pecho para el bebé, pero es que esta práctica también resulta muy beneficiosa para la madre. ¿Quieres saber por qué? 

- La madre recupera su antiguo peso de manera más rápida, porque el niño consume sus reservas de grasa.

- Dar el pecho protege a la mujer de padecer anemia, hipertensión e, incluso, de sufrir depresión posparto (la hormona de la oxitocina se libera durante el momento de dar el pecho).

- Cada vez más estudios hablan de que la lactancia materna previene a la mujer de sufrir cáncer de mama o de ovario.  

- Favorece y fomenta el vínculo con el bebé. 

- Disminuye el riesgo de osteoporosis, ya que dar el pecho ayuda a la remineralización ósea. 

Eso por no hablar que resulta más cómodo (no tienes que estar calentado el agua y preparando biberones) y más económico para los gastos familiares. Pero repetimos, optar por una lactancia materna o biberón es una decisión que cada mujer debe tomar por sí sola y en función de sus circunstancias individuales y familiares.