3 juegos peligrosos de niños que debes conocer porque pueden ser mortales

Juegos de niños peligrosos que pueden causar la muerte o graves secuelas

Alba Caraballo Folgado

Los padres desconocemos la variedad y cantidad de juegos en los que pueden participar nuestros hijos. Algunos son totalmente inofensivos, son juegos de niños, otros son potencialmente peligrosos y podrían hasta causar su muerte.

Es posible que tus hijos conozcan juegos como el de la ballena azul, el estrangulamiento, o la aspiración de sustancias. Juegos en los que incluso podrían haber participado. Conocerlos y alertarles sobre ellos podría prevenir males mayores. Y es que, son juegos peligrosos que has de conocer porque pueden ser mortales.

Juegos peligrosos que pueden causar la muerte de los niños

Juego del estrangulamiento

1. El estrangulamiento:

No es un juego nuevo, cuando yo era niña ya se practicaba en el colegio, lejos de las miradas de cuidadores y profesores. Consistía en respirar profunda y contínuamente durante un tiempo hasta provocar la hiperventilación, después dos compañeras apretaban su tórax hasta dejarla sin aire. Esto provocaba su desvanecimiento. ¿Parece una locura no? Pues bien, este juego no sólo no ha pasado de moda, sino que ha causado la muerte de algunos niños recientemente en Estados Unidos. Es el juego del estrangulamiento, bien provocado por las manos de otro niño directamente sobre el cuello, o bien sentándose en su cara o en su pecho.

Tiene muchos nombres, entre ellos: juego del apagón, el juego de la bufanda, ruleta de la asfixia... Para los niños la diversión radica en el nivel de euforia que alcanzan tras el estrangulamiento e incluso en la sensación agradable de tranquilidad y ensueño que obtienen.

Este juego peligroso no sólo puede provocar la muerte por asfixia del niño, además la falta de oxígeno puede provocar lesiones en el cerebro, convulsiones, coma o traumatismos a causa de la caída. 

Desde 1985, más de 82 jóvenes han muerto tras practicar este juego, en la mayor parte de las muertes, los padres desconocían este juego.

2. Inhalar y tragar sustancias:

Juego de la canela

Consiste en tragar canela, nuez moscada o tiza sin ingerir ningún tipo de líquido. Estas sustancias provocan inmediatamente un ataque de tos y asfixia al niño, ya que irritan la garganta y causa una insuficiencia respiratoria. Además provocan laceraciones en la boca y en la garganta y daños en los pulmones. 

Son sustancias que no pueden tragarse sin líquido por lo que acaban expulsándolas por la boca y por la nariz, a esto lo llaman "el aliento de dragón". 

Lo mismo ocurre si intentan inhalar los vapores de productos como el pegamento. Lo hacen desde el envase o vaciando el pegamento en una bolsa. Los jóvenes sienten un estado alterado de la conciencia, euforia y alucinaciones. Sin embargo, esta práctica, además de adictiva puede llegar a ser mortal ya que reduce la cantidad de oxígeno que llega al cerebro y puede producir asfixia.

3. Juego de la ballena azul:

Juego de la ballena azul

Este juego nace en Rusia y tiene que ver con el momento en que la ballena azul nada hasta la playa para dejarse morir allí. Es un juego con varias fases en la que la última es quitarse la vida. 

Los chavales tienen que realizar pruebas o misiones que son impuestas por el organizador del juego, como ver imágenes de terror o subir a las alturas. Las misiones tienen que ser cumplidas y mostrar fotos de ello. Entre estas pruebas está la de grabarse la piel con letras o dibujos como el que representa a una ballena azul.

Este juego ya ha causado el suicidio de más de 130 niños en Rusia y ha saltado ya a latinoamérica donde ya se han detectado algunas muertes relacionadas con este peligroso juego. 

Hay otros juegos que también causan laceraciones en la piel de los niños: levantar la piel con la goma de borrar de los lápices, tatuarse con un cuchillo, marcarse la inicial de su enamorado con la punta del compás... 

Todos estos juegos, otros muchos que desconocemos y los que están por venir son reales, causan muertes o daños graves en los niños. Conocer a qué juegan nuestros hijos y advertirles sobre los peligros de determinados juegos, es fundamental ya que ellos no son conscientes del peligro ni de las secuelas que pueden dejar.