Técnicas de estudio para niños con problemas en la ortografía

Cómo saber si mi hijo tiene problemas a la hora de escribir

Virginia Vicente Pascual

¿Sabías que el trastorno específico de aprendizaje en la ortografía, anteriormente conocido como disortografía, tiene actualmente una incidencia aproximada del 3-10% de la población infantil? Desde Guiainfantil.com te damos 5 técnicas de estudio para ayudar a niños con problemas de ortografía. 

Dada la incidencia y, antes de entrar en materia, es importante formularnos dos preguntas respecto a su detección y intervención: ¿Cómo puedo detectar dificultades específicas de ortografía en mi hijo? Y, en segundo lugar, una vez detectadas, ¿qué puedo hacer desde casa para facilitar su aprendizaje? A continuación, abordaremos estas dos preguntas con 5 sencillos indicadores y 5 técnicas útiles que podéis utilizar desde casa como padres. 

5 sencillos indicadores de dificultad de ortografía

técnicas de estudio para niños con problemas en la ortografía

La ortografía o escritura, junto con la lectura, son las dos habilidades más relevantes a desarrollar durante la etapa escolar. Ya que a menudo una dificultad en aspectos como las faltas de ortografía o la expresión escrita puede interferir directamente en la puntuación final, pese a que los conocimientos estén bien asimilados e integrados. Por ello, es importante que estas habilidades puedan ser correctamente reforzadas, y antes de ello detectadas:

- Hace muchas faltas de ortografía, pese a haberlas estudiado.

- No le gusta escribir y suele cansarse con relativa rapidez.

- En las redacciones escritas hay mucha desorganización.

- Hay mucha diferencia entre su expresión oral y escrita.

- Su trazo y letra acostumbra a ser lenta e irregular.

Cómo ayudar a niños con problemas en la ortografía

Intentar trabajar y entrenar desde casa las habilidades ortográficas y de expresión escrita, pese a la buena intención de los padres por ayudarlos, a menudo suele convertirse en una odisea si antes no nos planteamos cómo podemos llevarlo acabo de una manera divertida y productiva. Os facilitamos las siguientes cinco técnicas:

- Entrenar el deletreo
Como si de un juego se tratase, les resulta muy útil entrenar a deletrear palabras para poder visualizar y atender mejor a las características de cada una de las letras que las componen. Se pueden plantear diferentes niveles de dificultad, por ejemplo, palabras cortas (h-a-b-í-a), palabras largas (A-l-e-j-a-n-d-r-í-a) o deletreo en dirección contraria (por ejemplo la palabra técnico sería: o-c-i-n-c-é-t).

- Identificar normas de ortografía
Aún sigue siendo habitual hacer aprender a los niños de memoria las normas de ortografía, cuando probablemente la dificultad radique en aplicarlas y especialmente identificarlas. En el caso de estos niños con dificultades, les resultaría mucho más fácil poder entrenar con ejemplos directamente. Por ejemplo, dando un listado de palabras y teniendo que subrayar las posibles normas de ortografía o letras más complejas y ambiguas: había (norma de la h, la b alta y la acentuación) o Alejandría (norma de mayúscula al inicio de palabra y la acentuación).

- Subrayar
Otra importante técnica a poder fomentar en casa sería el subrayado. Pese a estar más comúnmente extendido para resaltar contenido y palabras clave para el estudio, también es útil para recordar los detalles ortográficos de cada palabra.

- Técnicas mnemotécnicas e ideográficas
Para poder recordar mejor aquellas palabras complejas desde el punto de vista ortográfico, es útil hacer dibujos que nos puedan recordar su detalle, por ejemplo, con la palabra barba para recordar que se escribe con dos bes altas, podríamos dibujar dos barbas largas en forma de be.

- Entrenar con páginas web
La idea de entrenar siempre mediante dictados y copia puede resultar pesado. Por ello solemos recomendar el uso de páginas web con entornos divertidos y actividades variadas como colocar la letra correcta o identificar errores ortográficos, entre otros.

Pon en práctica estos cosas y verás cómo el niño irán progresando adecuadamente en tu aprendizaje y en su escritura.