La técnica de estudio de las flashcards con las que los niños aprenderán jugando

Aprende a crear tus propias tarjetas de estudio para asignaturas de matemáticas, lengua o inglés

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Las flashcards te pueden ayudar en el estudio de tus hijos. Se trata de una herramienta muy visual que suele gustar mucho a niños y niñas de todas las edades y que son de gran utilidad a la hora de reforzar conocimientos o adquirir otros nuevos. ¿Habías oído hablar de esta técnica de estudio con la que tus hijos aprenderán jugando y sin darse cuenta? ¿La usas con tus hijos o tus alumnos? ¡Vamos a verla!

Qué son las flashcards. El método de estudio más divertido y motivador para niños

descubre qué son las flashcards

Las flashcards, tarjetas de estudio o tarjetas didácticas, son una serie de tarjetas en las que se ve a golpe de vista un concepto clave relacionado con un tema de estudio. Por una cara aparece el concepto en una o varias palabras, por la otra se desarrolla un poco más la idea.

Este tipo de tarjetas nos sirven para todo, por ejemplo, para enseñar a los peques el abecedario, en este caso por una cara de la tarjeta aparece la letra A con un dibujo y, por la otra, más palabras que empiecen por esa misma letra. 

También nos puede servir para aprender la lección de naturales de los mapas, los ríos o las mesetas. Fórmulas, datos, fechas, operaciones y demás conocimientos que debemos adquirir y que, gracias a esta técnica de estudio, será más sencillo de retener en la memoria.

Ventajas de las flashcards o por qué tú también las querrás para tus hijos

ventajas de las flashcards

Utilizar las flashcards como una técnica de estudio más tiene un montón de ventajas para los niños, entre ellas:

- Son divertidas, visuales, amenas y muy motivantes para los pequeños grandes estudiantes.

- Mejora la actitud de los alumnos frente al hábito de estudio.

- Retener conocimientos y obtener otros conceptos nuevos resulta más sencillo.

- Gracias a este tipo de tarjetas se mejora la mentalidad multitarea; si se hace en la clase, también se fomenta el trabajo en equipo.

- Se trata de un excelente método de aprendizaje y memorización, muy eficaz cuando se tienen que aprender varios conceptos relacionados con un mismo tema.

- Tus hijos al usar las flashcards ganarán en confianza en sí mismos.

- El simple hecho de que sean los niños quienes hagan sus propias tarjetas de estudio ya les ayuda a que vayan aprendiéndose los contenidos.

- Se pueden usar para todas y cada una de las materias que se estén viendo en la escuela; desde lengua y literatura, al inglés pasando por razonamiento verbal o la lógica matemática.

- Estas tarjetas se pueden llevar a cualquier parte, por ejemplo, a clase para repasar los minutos de antes de que comience el examen.

Pasos para hacer a mano tus propias flashcards de estudio

hacer flashcards en casa

Las flashcards nos brindan la oportunidad de verificar la respuesta correcta al momento y de comprobar si en efecto nos hemos aprendido la lección. Para estudiar con ellas, primero tenemos que darle una vuelta al tema, después nos centraremos en las tarjetas para desgranar los conceptos más importantes, los que creemos que nos van a preguntar o los que peor se nos dan. ¡Repasaremos lo que hay en las tarjetas a diario hasta que lo hayamos aprendido!

Coge una flashcard, mira la palabra destacada y desarrolla un poco el tema. Después revisa la parte de atrás para comprobar si todo está correcto. Sí así es, podrás pasar a la siguiente, de lo contrario, repasa de nuevo y consulta el libro o los apuntes si es necesario.

Una vez que se pase a otro tema, las flashcards de antes nos pueden servir como consulta, no tires las tuyas, guárdalas hasta que tengas todas las flashcards de todo un trimestre de cada asignatura. ¡Os servirán también cuando toquen las evaluaciones por trimestre!

Podemos usar unas tarjetas de estudio o flashcards ya creadas, compartir las que se han hecho en clase o bien podemos crear a mano las nuestras propias. Para esto último, nos fijaremos en lo siguiente:

- Anota en cada tarjeta un concepto clave, una fecha, una pregunta o un dato y por la parte de atrás desarrolla el tema un poco más. Sigue en esta misma línea con el resto de los apartados que tenga el tema a tratar. Si, por ejemplo, estamos estudiando las propiedades de la suma, pondremos en una tarjeta 'asociativa' y, por detrás, un ejemplo o la definición. De este modo nos costará menos aprendernos cada cosa.

- Puedes dar forma rectangular a tus tarjetas, utilizar una cartulina, un folio, llenarlas de color, ponerles dibujos, usar pos-it... Lo que te sea más sencillo siempre y cuando la información quede clara, a la vista y bien organizada.

- A la hora de crear tus propias tarjetas de estudio, que te sirvan para repasar y estudiar igual que lo haría un esquema pero que a la vez puedas tener a mano aquellos temas que te cuestan más y sobre los que necesitas hacer más hincapié.

- Usa una sola tarjeta para cada concepto y utiliza colores o letras más grandes o pequeñas, mayúsculas o minúsculas, según se trate de una fecha, una fórmula matemática o una clasificación de palabras agudas, llanas o esdrújulas; trucos tan sencillos como estos te ayudarán a la memorización y también a trabajar la concentración.

- Lee tus flashcards en voz alta para escucharte a ti mismo y para darle otra vuelta a lo que te tienes que aprender. Si quieres puedes incluso repasar con un compañero, él te deja ver la parte de delante de la tarjeta y te escucha para ver si dices bien la de detrás.

Puedes leer más artículos similares a La técnica de estudio de las flashcards con las que los niños aprenderán jugando, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.