Beneficios del M-learning en la educación de los niños

Ventajas y desventajas del uso de móviles y nuevas tecnologías en los colegios

Estefanía Esteban

Las nuevas tecnologías están cada vez más presentes en los colegios. Sin embargo, no todos ven con buenos ojos el uso de tablets e incluso de móviles en las aulas. En algunos países han prohibido a los alumnos el uso de móviles en las aulas antes de los 15 años, mientras que una corriente cada vez con más pesos, propone el uso de todos estos aparatos para el beneficio educativo de los niños. Hablamos del M-learning.

El M-learning (Mobile Learning) es una metodología de enseñanza basada en el uso de aplicaciones específicas de móviles y otros pequeños dispositivos electrónicos. Te explicamos en qué consiste exactamente y cuáles son los beneficios del M-learning en la educación de tu hijo.

Los beneficios del M-learning en la educación de tus hijos

Beneficios del M-learning en la educación de los niños

Muchos docentes apuestan por unirse a las nuevas tecnologías en lugar de librar una batalla contra ellas. Al uso de aplicaciones educativas a través del móvil y otros pequeños aparatos electrónicos se le conoce como M-learning, una tendencia en alza en muchos colegios. 

Muchos padres, preocupados por la dependencia de los niños al móvil, se plantean si de verdad es bueno que los colegios utilicen este sistema. Los expertos enumeran todos los beneficios de esta corriente pedagógica: 

  1. Comunicación entre compañeros. Los móviles facilitan la comunicación entre los alumnos. Siempre que se haga de forma responsable, les permite mayor accesibilidad. Pueden consultarse dudas y ayudarse con los deberes. 
  2. Facilitan la participación de los alumnos. Los móviles ofrecen una mayor facilidad para que los alumnos puedan participar en una tarea. Por ejemplo, es muy útil para los trabajos grupales, sobre todo porque se facilita la comunicación entre ellos.
  3. Mejora la comunicación con el Centro escolar. Los niños se sienten más unidos tanto al profesor como al centro escolar al tener una vía directa de comunicación que ellos controlan. De esta forma, se sienten más integrados y la relación mejora. 

Muchos profesores ya usan este sistema. Por ejemplo:

  • Para mandar a sus alumnos deberes o corregirlos.
  • Animándoles a terminar sus tareas o incentivando el estudio mediante atractivas aplicaciones.
  • También consiguen que los alumnos participen en actividades online, como un concurso de microcuentos o la elaboración de un cuento online entre todos. 
  • Mediante los eBooks, los alumnos se sienten más incentivados hacia la lectura. 
  • Videoclases. Los alumnos pueden participar de una clase desde su casa en caso de estar enfermos. Y siempre podrán repasar y volver a escuchar la explicación del profesor.
  • Juegos digitales. Lo que se conoce como 'gamificación' no es otra cosa que el uso de juegos educativos para ayudar a los niños a motivarse hacia el aprendizaje. 
  • El uso de redes sociales académicas. Son redes sociales en donde docentes y alumnos participan. El objetivo es mejorar comunicación y relación de todos.

Las desventajas del M-learning en la educación de los niños

Evidentemente, el uso de móviles en clase también tiene sus desventajas. Incluso los máximos defensores del M-learning, reconocen que este sistema puede tener también todas estas repercusiones negativas en los niños si no son capaces de utilizar el sistema del M-learning de forma responsable: 

  • Pérdida de atención. Los móviles al final son 'una tentación' para los niños, y a menudo consiguen desviar su atención. 
  • Dependencia extrema. Los niños que no son capaces de 'frenar el uso' del móvil, pueden caer en la dependencia. Nadie duda de este peligro y de lo negativo que puede llegar a ser para un niño caer en esta terrible dependencia.
  • Aumento del ciberbullying. A mayor uso del móvil en los colegios, más riesgo de que se produzca algún caso de ciberbullying. Claro, que en este caso sería necesario un apoyo en cuanto a educación anti bullying en las aulas. 

Los defensores de este sistema de aprendizaje en las aulas recuerdan que no se trata de sustituir al método clásico de enseñanza, sino de complementarlo. Pero también son conscientes del riesgo que supone para los preadolescentes y adolescentes usar los móviles en clase. Los docentes que apuesten por este método de enseñanza, también deberán formarse en el uso de M-learning para evitar en la medida de lo posible todas estas posibles desventajas.