Las videoconsolas, las nuevas máquinas del tiempo para los niños

El control del tiempo de juego en las consolas de los niños

Andrés París

Cuando hablamos de máquinas del tiempo y revisamos en nuestros recuerdos, es imposible no acordarse de las referencias en el cine: Regreso al futuro, Atrapado en el tiempo, Terminator, Stargate... Independientemente de las tramas, todas tenían un eje común, que era el viaje temporal o un juego de tiempo. Siempre nos ha parecido de ciencia ficción, algo muy bonito para desarrollar en las películas.

Sin embargo, en la actualidad existe una máquina del tiempo, además es una máquina del tiempo poderosa, controvertida y no la que imaginábamos en las películas de ciencia-ficción. Se trata de las videoconsolas.

Te explicamos por qué las videoconsolas son las nuevas máquinas del tiempo.

¿Por qué las videoconsolas son las nuevas máquinas del tiempo?

Las videoconsolas son las nuevas máquinas del tiempo de los niños

A estas máquinas del tiempo a las que me refiero son principalmente la Play Station, smartphones, x-box, etc.

¿Por qué les llamo máquina del tiempo? Porque lo único que consumen en nuestros hijos es su tiempo.

La mayoría de los padres con niños entre 8-14 años están muy preocupados por estas cosas y es muy normal oírles decir cosas como: “mi hijo pasa todo el rato con la Play” o “mis hijos están todo el día con el iphone”.

Bien es cierto que, desde un punto de vista pedagógico, debemos respetar e incluso apoyar a que nuestros hijos para que jueguen a este tipo de juegos correctamente un uso correcto, así que, lo que no es razonable es que sea todo el tiempo del mundo y sea su única opción de ocio. Como padres debemos estar atentos y vigilantes, para controlar el uso y los tiempos de uso.

Ante la pregunta de: ¿Debemos dejar a nuestros hijos jugar a la play Station y pasar tiempo en el móvil? Mi respuesta es sí. Pero, el hecho de que sea sí, no significa que sea sin control. Sino que debemos tener un control a la hora de dejarles estos dispositivos.

Por lo tanto para que estos dispositivos no sean una máquina del tiempo de nuestros hijos debemos de asumir el siguiente reto pedagógico:

1. Debo ser consciente de que mi hijo no puede jugar todas las horas que él desea, deberé poner unas horas a las que él puede jugar libremente, siempre y cuando, haya realizado sus tareas y obligaciones, tanto escolares como familiares. 

Mi recomendación es que no todas las horas se centren en el fin de semana, porque si no el niño pasa toda la semana esperando que llegue ese momento, para estar todo el fin de semana jugando. Por lo tanto, recomiendo algo muy moderado de lunes a viernes, y algo más en fin de semana todo con cierta restricción y cierto control.

2. La consola no debería de ser un chantaje para que el niño, haga los deberes, haga las cosas de casa, etc… Ni motivo de chantaje, ni amenaza de castigos, sino que lo debemos tener como un complemento a su diversión, pero un complemento moderado, no como objeto de chantaje.

3. Debemos evitar que el niño juegue solo, debemos procurar tener la consola en un espacio accesible para todos, donde todos puedan disfrutar de ella. No es lo mismo el sentimiento de soledad acompañado de alguien, que el sentimiento de soledad físicamente solo.

4. Estos dispositivos no deberían ser lo primero meten en la maleta nuestros hijos cuando salimos de vacaciones, no deberían estar ni entre los primeros puestos de los elementos de ocio.
Si tenemos en cuenta estas recomendaciones estoy convencido que estaremos haciendo una gestión pedagógicamente correcta de las horas que dedican nuestros hijos a estos dispositivos, y así evitar que se conviertan en la máquina del tiempo que consume todo el tiempo de ocio de nuestros hijos.

Desde aquí reto a todos los padres a que tengáis y pongáis en marcha estas pequeñas recomendaciones.