Por qué hay niños que tienen miedo a Papá Noel y 6 tips para gestionarlo

Este temor típico de la Navidad en los niños es completamente normal y frecuente

Sara Tarrés
Sara Tarrés Psicóloga Infantil

Muchos niños pequeños tienen miedo a Papá Noel, de su tupida barba blanca y su llamativa vestimenta. Al verle de cerca, tras todo un año esperando su llegada, son muchos los niños que arrancan en lloros desesperados, incluso aterrados, cuando les pedimos que se acerquen a él para darle un abrazo o la carta que han preparado con tanta ilusión. Esta reacción ante Santa Claus, no siempre es bien interpretada o entendida por los padres que con tantas ganas han preparado el encuentro.

En esta ocasión, hablamos de por qué algunos niños temen a Papá Noel y de su relación tanto con los mensajes que lanzamos a lo largo del año como con los miedos infantiles. Todo ello con el objetivo de que papás y mamás entendamos qué le ocurre a nuestro hijo y qué debemos, o no, hacer en estos casos; porque lejos de ser una reacción caprichosa, es una respuesta totalmente normal y habitual en los niños menores de 5 años.

Las razones por la que los niños tienen miedo a Papá Noel

Algunos niños tienen miedo a Papá Noel

Los motivos por los que los niños tienen miedo o se asustan de Papá Noel se pueden explicar por varias razones como veremos a continuación.

- En primer lugar porque los niños pequeños son muy sensibles a las alteraciones que se producen en su entorno, en sus rutinas o en sus hábitos. No les gustan los cambios ni las personas con un aspecto diferente o extraño a las que están habituadas.

- En segundo lugar, porque según nos han demostrado algunos estudios realizados, los niños y niñas de corta edad son también muy sensibles a las caras. De manera que ante la presencia de un personaje como Papá Noel con sus pobladas cejas y tupida barba, elementos que distorsionan y exageran sus facciones, les infunde un gran temor. Igual ocurre con los payasos. Un temor que se explica por el tercer motivo que explico a continuación.

- Se trata del miedo a los extraños. Uno de los miedos infantiles, también muy estudiado, que se inicia poco antes del año de vida y que posteriormente disminuye sobre los 3. Este miedo tiene mucho que ver con las experiencias que tienen los bebés con personas desconocidas y del modo en el que se han aproximado a ellas.

Si el acercamiento se da de un modo suave y tranquilo, sin aspavientos, ni contacto físico y en presencia de la madre, por lo general estas personas desconocidas no generan miedo. Por el contrario, cuando el extraño se aproxima rápidamente, queriendo coger al bebé o se acerca a él con los brazos desplegados, lo más frecuente es una reacción de temor y más si la madre no está presente. Tal y como observamos, las diferentes experiencias que haya tenido el menor con personas a las que nunca ha visto o con las que ha tenido poco contacto influyen en gran medida en el tipo de respuesta que desplegará ante él.

- A partir de los 3 años el miedo a los extraños suele ir desapareciendo pero es el momento en el que surge el miedo a las personas disfrazadas. En esta categoría se incluyen payasos, titiriteros y por su forma de vestir, también, Papá Noel o los Reyes Magos de Oriente. La explicación a este tipo de miedo es similar a la anterior ya que se trata de una extensión o evolución del mismo relacionada con el aspecto extravagante, poco frecuente y distorsionado de los rostros y vestimentas.

El chantaje con Santa Claus para que los niños se porten bien

Miedos infantiles en Navidad

Por último, y no menos importante, cabe señalar la influencia de todo aquello que decimos sobre Papá Noel a lo largo del año pero muy especialmente durante las últimas semanas o días antes de su llegada. Es sabido que muchos padres usan el miedo como método para que sus hijos se porten bien, coman mejor, se acuesten pronto o, lo que es lo mismo, les hagan más caso cuando les piden algo. Esta utilización que se hace del Viejito Pascuero que ve todo lo bueno y lo malo que los niños hacen a lo largo del día acaba infundiéndoles miedo, sobre todo cuanto más pequeños son.

Como vemos los miedos son muy frecuentes durante la infancia. Por lo general cumplen una función vital, adaptativa, evitando que los niños se pongan en riesgo sin necesidad. Muchos de estos miedos son específicos a edades concretas y después desaparecen, por sí solos, conforme el niño va creciendo y madurando.

Tener miedo a Papá Noel es un miedo frecuente y normal, si este es el caso de tu hijo puedes seguir las siguientes recomendaciones que te dejamos a continuación.

Qué hacer y qué no para gestionar este miedo navideño

Ayudar a los niños en este miedo a Santa Claus

Seguir estas sencillas recomendaciones ayudará a vuestro hijo en caso que tenga hijo miedo de Papá Noel. Cómo gestionar los miedos infantiles, también en Navidad.

1. Hablar de Papá Noel sin amenazas ni chantajes de ningún tipo evitando frases como 'Si te portas así Papá Noel no te traerá nada este año o 'Papá Noel te está mirando y sabe todo lo que estás haciendo'.

2. Antes de ir a visitarle hablar de cómo es, de cómo viste, de su barba...

3. Explicaremos qué haremos cuando lo veamos, si solo lo saludaremos de lejos o bien si quiere darle la carta o decirle personalmente qué es lo que desea que le traiga, ...

4. Es importante no forzar a acercarse a Papá Noel, a darle besos ni la carta, facilitar que lo haga solo si lo desea, sin empujarle a hacerlo.

5. Ser pacientes y compresivos. Enfadarse o disgustarse ante el rechazo que el niño muestra al acercarse a Papá Noel y no querer hacerse una foto con él no resolverá sus miedos y lo más probable es que sus reacciones se intensifiquen.

Respeta su decisión y acompáñale emocionalmente con frases como 'Veo que tienes miedo a acercarte, lo comprendo, si quieres le damos la carta juntos, 'Entiendo que te de miedo, yo también lo tenía cuando era pequeña', 'El Viejito Pascuero comprende que te sientas asustado, no se enfadará contigo'.

6. Intentar convencer a los pequeños que sus miedos son absurdos o infundados no suele dar ningún resultado y, en algunos casos, es incluso contraproducente puesto que los niños pueden llegar a pensar que nuestros intentos por calmarles son realmente porque existe un motivo real por el cual tener miedo. Por tanto, deberíamos tratar de que se sienta comprendido.

En resumen, el miedo que los niños y las niñas siente al ver a Papá Noel es muy frecuente y del todo normal. Tal y como hemos visto se explican por diferentes motivos que van desde la sensibilidad de cada criatura a su entorno hasta el tipo de comentarios que realizamos los adultos pasando por las experiencias individuales que cada niño o niña haya tenido con anterioridad con personas desconocidas. Al tratarse de miedos evolutivos este temor acabará pasando con el tiempo.

Si este año no quiere acercarse a Papá Noel, habrá otras ocasiones. Lo importante es respetar los ritmos de cada niño y niña sin presionar ni mucho menos obligar a sentarse en sus rodillas.

Puedes leer más artículos similares a Por qué hay niños que tienen miedo a Papá Noel y 6 tips para gestionarlo, en la categoría de Regalos en Guiainfantil.com.