Chantajear a los niños con Papá Noel y más manías odiosas de los padres

Si te portas mal, Santa Claus y los Reyes Magos no te traerán regalos en Navidad

A veces, los padres nos sentimos frustrados porque no tenemos las herramientas para conseguir algunos comportamientos de nuestros hijos que no nos gustan. Y, ahora que se acercan las navidades, acabamos diciendo eso de: Si te portas mal, ni Santa Claus ni los Reyes Magos te van a traer regalos. ¿Lo has dicho alguna vez? A continuación hablamos de algunas de las manías odiosas de los padres en estos tiempos navideños, como, por ejemplo, chantajear a los niños con Papá Noel y los regalos que les va a traer.

Cómo no caer en chantajear a los niños con Papá Noel

Evita chantajear a los niños con Papá Noel

NO debemos obligar ni forzar ni chantajear a los niños sobre Papá Noel o los Reyes Magos. Lo que proponemos es incentivar y crear motivos suficientes para hacer una Navidad respetuosa y consciente donde debe primar el amor familiar. Para no caer en algunas de las odiosas manías de los padres en estos días, toma nota:

1. NO les digas a tus hijos 'si te portas mal, Papá Noel no te va a traer regalos'. Hay otras formas de decirles que tengan buen comportamiento, úsalas.

2. NO les chantajees con expresiones como 'Santa Claus (o los Reyes Magos) no te traerá regalos si no sacas buenas notas. Porque el resto del año, ¿con qué le amenazarás? Evita asociar las notas escolares con Navidad. Y por supuesto, evita amenazar.

3. NO obligues a tus hijos a abrazar, besar o sentarse en el regazo de Papá Noel o de los Reyes Magos. Recuerda que para él esa persona es un desconocido, y como tal, debemos respetar si el niño quiere o no acercarse.

4. Respeta el posible miedo de los niños a Papá Noel (o Reyes Magos). Muéstrate compresivo/a hacia lo que el niño desea y sienta en ese momento. Acompáñale a gestionar ese miedo.

5. NO obligues a tu hijo a realizarse una foto con Papá Noel o los Reyes Magos, porque a ti te haga ilusión. Propónselo y si acepta adelante, y sino, no pasa nada, otro día u otro año la tendrás. Sé original y busca alternativas.

6. NO fuerces a tus hijos a cumplir con las tradiciones navideñas aunque estén muy arraigadas en la familia, mejor hazle partícipes y que sean ellos los que decidan cumplirlas.

7. NO obligues a tus hijos a jugar con otros niños o con otros miembros de la familia (primos, vecinos, sobrinos, amigos...), lo ideal sería que tú compartieras ese tiempo con ellos.

Si te portas mal, los reyes magos no te traerán regalos en navidad

8. NO fuerces a que tu hijo comparta sus juguetes nuevos con otros niños. Son sus juguetes, son nuevos y ellos decidirán cuándo compartirlos. Sé empático/a y respeta su proceso de ilusión por sus juguetes nuevos.

9. NO obligues a tus hijos a asistir a actividades extraescolares o talleres navideños. Es Navidad, tiempo para compartir. Organizad bien los periodos vacacionales y el tiempo de calidad con ellos estará garantizado.

10. NO fuerces a tu hijo a que se lo pase bien. Crea la atmósfera y la ilusión necesaria para que él sienta que son fechas para divertirse a lo grande. Y si siente triste, ayúdale a gestionar las emociones. Cualquier emoción debe ser bien acogida (hasta en Navidad).

11. NO confrontes a tus hijos (si son más de un hermano) diciéndole: 'Tenéis que elegir tres regalos cada uno'. Mejor anímales a que elijan los regalos navideños que realmente les hacen ilusión. Ayúdales a sentir las emociones para que conecten con lo que realmente es importante para ellos; guíales para que sus regalos de Navidad le fomenten sus habilidades o ficciones.

12. NO obligues a tu hijo a que acepte las sorpresas. Si no le gustan, no fuerces a que las tenga. Mejor averigua cómo le gustaría que fuera su Navidad ideal y haz lo posible para que este año lo sea.

13. NO obligues a tus hijos a asistir a la cabalgata de los Reyes Magos o de Santa Claus si les da miedo o no se sienten cómodos ante una multitud de gente o un exceso de ruido.

14. NO chantajees para que las cosas salgan como tú has pensado o decidido. Hacer planes de manera conjunta y que cada uno exponga lo que le gustaría hacer por Navidad y después consensuar conjuntamente. Sobre todo no le digas 'con la ilusión que me hace... yo siempre hago cosas para que tú te lo pases bien y para una cosa que pido yo...', 'pues cuando me digas de ir al parque yo diré que no'... 'ya hablaré con Papá Noel para que se piense lo que te va a traer'.

Cómo mantener la magia de la Navidad para los niños

La magia de la Navidad y los niños

Por otro lado, debemos tener en cuenta aquellas emociones de los niños que debemos positivar en nuestro día a día navideño y cómo conseguirlo. Estas conseguirán que sigamos manteniendo la diversión e ilusión en las fechas de Navidad.

- Alimentar el espíritu navideño y la ilusión
Cuando comience el mes de diciembre, iremos dejando notitas, pistas o gestos que indiquen que Papá Noel ha pasado por casa o que sus pajes o duendes están investigando para saber dónde dejarán los regalos. La idea es crearles a los niños la duda o que sigan fantaseando sobre si existe o no de verdad Papá Noel (o los Reyes Magos, según tradiciones familiares).

- Pedir en la carta regalos emocionales, para ellos y otras personas
Otra de las cosas que debemos hacer es animarle a no solo pedir regalos de Navidad para ellos, sino también a que valoren que otros niños no disponen de regalos (por distintos motivos) y que sería bueno, que ellos también tengan presentes a estos niños. Para ello, podemos llevarlos a una fundación, asociación, participar en un voluntariado... por ejemplo, para dejar regalitos o colaborar en distintas actividades. Todo ello será una forma de inculcarles la generosidad.

- Animar a los niños a compartir emociones y costumbres familiares
Esto es importante para que las tradiciones no se pierdan, pero también para crear bonitos recuerdos; visitar a los abuelos, preparar la comida o cena entre todos, realizar el menú de manera conjunta, organizarse para adornar la mesa, etc. Cuanto más hagas colaborar a tus hijos en las fiestas navideñas, más importantes se sentirán.

La Navidad más allá de los regalos materiales para los niños

Odiosas manías de los padres en navidad

Por último, me gustaría hacerte un recordatorio que, a su vez, tú misma puedes hacer a tus hijos. Insísteles a los niños que regalar es un gesto para mostrar afecto e interés, por lo tanto, no solo podemos y debemos recurrir a los regalos materiales. Hay muchos regalos emocionales que también pueden llenarnos de inmensa ilusión.

No olvides que nosotros, los padres, enseñamos a nuestros hijos a disfrutar o no; a ilusionarse o no con la Navidad, año tras año; a vivirla con la familia con la intención de pasarlo bien; por lo tanto, se acercan las fechas... ve preparando tu estado de ánimo y tu actitud. La magia está a la vuelta de la esquina. ¡Feliz Navidad!

Puedes leer más artículos similares a Chantajear a los niños con Papá Noel y más manías odiosas de los padres, en la categoría de Familia - planes en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: