Pan casero con semillas de amapola, para cocinar con niños

Guiainfantil.com

A los niños les encanta hacer pan. Es una actividad muy divertida, les gusta amasar, darle forma y verlo crecer, pero lo que más les gusta es comérselo. Las abuelas ya preparaban pan casero, y ahora puedes recuperar esta bonita tradición con nuestra receta de pan.

El pan tiene un elevado contenido de hidratos de carbono, especialmente almidón. Contiene proteínas y es pobre en grasas. Tiene minerales (magnesio, selenio, zinc, manganeso), vitaminas del grupo B y también fibra, lo que lo convierte en un alimento muy completo.

Ingredientes

  • 500 gr. de harina
  • 250 ml. de agua
  • 25 ml. de aceite
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 gr. de semillas de amapola

Preparación del pan casero

1. Disolver la levadura fresca con el agua. En un bol, poner el resto de ingredientes, agregar el agua y mezclar todo bien. Reserva unas semillas para ponerlas pon encima.

2. Amasar la mezcla durante unos diez minutos, cuando se forme una bola sacarla y amasar sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina hasta que se maneje bien y no esté pegajosa. 

3. Colocar en el bol, tapar la bola con un trapo y dejar que leve hasta que doble su volumen en un lugar templado y sin corrientes, tardará aproximadamente una hora.

4. Volver a sacar la bola, amasar y dar forma al pan. Colocarlo sobre una bandeja de horno, espolvorea las semillas reservadas y deja que doble su volumen de nuevo.

5. Precalentar el horno a 200ºC. Espolvorear un poco de harina sobre el pan y realizar un corte en cruz en la parte superior. Hornear durante unos 40 minutos, hasta que esté dorado y al golpearlo suene hueco. Para que la corteza quede más crujiente, antes de meter el pan al horno pulveriza en su interior para que se forme vapor.