Aros de cebolla rebozados. Receta casera para niños

Receta de aros de cebolla rebozados y fritos para los niños

Vilma Medina

La cebolla no es precisamente un alimento que atraiga a los niños. Por lo general, son pocos, muy pocos los niños a los que les gusta la cebolla cuando la prueban. Sin embargo, si tus hijos están entre los que no les gusta la cebolla, puede que cambie de opinión cuando pruebe esta rica y fácil receta de aros de cebolla rebozados.

Claro que los alimentos rebozados y fritos no son para todos los días, pero de vez en cuando son estupendos para compartirlos en un aperitivo o para acompañar otros platos. guiainfantil.com nos propone una receta fácil, rápida y muy sencilla de elaborar. Además, la cebolla es rica en fibra y ayuda en la digestión, por lo que es ideal para los niños con problemas de estreñimiento.

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande
  • 1 vaso de harina de trigo
  • 1 cucharada levadura en polvo
  • 1 huevo (o dos)
  • 1 vaso de pan rallado
  • 1 vaso de leche
  • Aceite para freír
  • Papel de cocina
  • Sal y pimienta (opcional)

Cómo hacer receta de aros de cebolla rebozados:

1. Pelar y cortar la cebolla en rodajas gruesas. Separar los aros de la cebolla y reservarlos.

2. En un bol, mezclar la harina, la levadura y la sal.

3. Echar los aros de cebolla a la mezcla del bol para que se cubran bien de harina.

4. Retirar y reservar los aros y mantener la mezcla de harina en el bol.

5. En otro bol, batir el huevo y luego añadir la leche. Batir todo.

6. Mezclar el batido de los huevos a la mezcla de la harina y batir todo hasta que se forme una mezcla homogénea.

7. Poner el aceite en una sartén y llevarla al fuego.

8. Mientras se calienta el aceite, pasar los aros de cebolla, uno a uno, por la mezcla del bol y luego por la harina de pan para rebozarlos.

9. Freír los aros hasta que tengan un color dorado.

10. Retirar los  aros del aceite y ponerlos sobre papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

¡Buen apetito!