Por qué la purpurina puede matar a un niño

Daños que este material puede causar en el sistema digestivo y ocular de los niños

Carla Estrada

Cuántas veces nosotros de pequeños o nuestros hijos ahora juegan a pintar o decorar un dibujo con purpurina, una sustancia que parece inofensiva, pero que no lo es. ¿Sabías que en Argentina un niño murió por haber aspirado este material sin querer, porque estaba introducido en un silbato con el que jugaba? Descubre por qué la purpurina puede matar un niño y qué daños puede provocar en la salud de los pequeños. 

Por qué es tan peligrosa la purpurina para la salud de los niños 

la purpurina es peligrosa

Muchas veces nuestros hijos en casa, en las escuelas o en las guarderías tienen contacto con productos que son usados por ellos durante las actividades recreativas o, incluso, cuando manipulan algunos juguetes que contienen productos o sustancias que desconocemos si son tóxicos o no.

Uno de esos materiales que se usan frecuentemente sin conocer que pueden llegar a causarles enfermedades, que van desde patologías leves hasta enfermedades graves que ponen en riesgo la vida de los mismos, es la purpurina, escarcha o brillantina. 

La purpurina es un polvo muy fino, muy llamativo y de colores muy brillantes que se usa, sobre todo, en la fabricación de juguetes, en decoraciones navideñas o de fin de año y en manualidades realizadas en la escuela o guarderías por los propios niños.

Es un producto de venta libre, que está presente prácticamente en el día a día de nuestros hijos y, por cierto, bastante difícil de limpiar, quedando a veces adherido a las superficies.

Pero también podemos decir que la purpurina es un producto bastante siniestro, que por ser un micro plástico de menos de 5 mm es muy fácil de inhalar y producir una patología grave a nivel respiratorio, digestivo y de otras partes del cuerpo. ¡Descúbrelas todas! 

1. A nivel respiratorio
El problema se produce cuando penetra al cuerpo, a través de las fosas nasales, por inhalación del mismo o por introducción de los dedos que contengan el producto. Pasa por las vías respiratorias superiores, llegando a los pulmones, donde se produce una reacción inflamatoria severa llamada neumonitis química. 

El mayor problema está a nivel de los alveolos, donde se afecta la función de la hemoglobina, ya que no puede hacer el intercambio oxigeno/dióxido de carbono, por lo tanto se produce una hipoxia progresiva severa, que conlleva a una insuficiencia respiratoria aguda y posible fallecimiento del niño, si no se actúa rápidamente. La conducta en estos niños es conectarlos a un respirador, con tratamiento parenteral adecuado y esperar su evolución. 

2. Lesiones oculares
Al entrar en contacto con los ojos, puede producir irritaciones, conjuntivitis y hasta úlceras de la córnea.

3. Sistema digestivo
Por ingesta de las sustancias irritantes, puede presentar dolor abdominal, vómitos y diarrea.

4. Daños en la piel
A pesar de que hay purpurinas para uso cosmético, hay personas que son más sensibles que otras y pueden presentar lesiones irritativas y ampollas. Y si hay heridas, pueden introducirse por la misma y absorberse los componentes tóxicos.

5. Otras complicaciones
La purpurina también contiene gran cantidad de metales sumamente tóxicos, como el plomo, el cobre, el estaño y el zinc, los cuales a la larga van produciendo enfermedades o lesiones en cualquier parte del cuerpo que comprometen la salud y la vida de los niños y que puede derivar en debilidad, cefalea, inapetencia, falla pondo/estatural.

Tampoco podemos olvidarnos el daño que este material puede originar a nivel del medio ambiente (mares u océanos), ya que como no es un producto biodegradable, puede ser ingerido por la fauna marina y producir enfermedades y muerte de la misma.

Antes de dar purpurina a tus hijos, ¡piensátelo! 

Todas estas circunstancias, y el hecho de que se hayan producido muertes de niños por aspirar purpurina, han hecho que en algunos países, como Argentina, California o Reino Unido, ya se haya prohibido su venta Por eso, desde Guiainfantil.com pedimos a los padres sentido común antes de usar este material:

- Como si se tratara de un medicamento, ¡mantener fuera del alcance de los niños!

- Si el niño manipula esta sustancia, que siempre sea con el control de un adulto.

- Mantener los botes o los envases donde está la purpurina bien cerrados para evitar su expansión por la casa 

- Cuando se trabaje con ella, llevar siempre guantes y mascarilla. ¡Nunca tocarla con las manos! 

- Antes cualquier síntoma de problemas de respiración del pequeño, ¡acudir directamente al hospital!

- Y, en la medida de lo posible, evitar comprarla.

Puedes leer más artículos similares a Por qué la purpurina puede matar a un niño, en la categoría de Accidentes infantiles en Guiainfantil.com.