Hijos de padres fumadores sufrirán serios problemas pulmonares en la vida adulta

Primer estudio sobre el impacto del tabaco en hijos de fumadores a largo plazo

Alba Caraballo Folgado

Que el tabaquismo provoca graves problemas de salud a quien fuma es un hecho pero, es menos conocido el impacto que tiene sobre los demás, sobre todo sobre los niños.

Sin embargo, un nuevo estudio de la Sociedad Americana del Cáncer alerta por primera vez sobre el impacto que el tabaco tiene sobre los hijos de padres fumadores en la vida adulta, y es que éstos tienen una alta posibilidad de desarrollar graves problemas pulmonares a largo plazo.

Los hijos de padres fumadores tendrán más enfermedades en la vida adulta

Hijos de padres fumadores

La Sociedad Americana contra el Cáncer elaboró un estudio publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine sobre el impacto que tiene el tabaco sobre los hijos de padres fumadores.

Ya se sabía que los niños cuyos padres tienen el hábito de fumar tienen más riesgo que otros niños de padecer cáncer de pulmón o problemas como el asma o hipertensión arterial durante la infancia, sin embargo, es la primera vez que se analiza el impacto que tiene el tabaco en los niños a largo plazo. Lo que puede ocurrirles a lo largo del tiempo y cómo sufrirán los efectos cuando lleguen a la vida adulta.

El estudio se basa en una investigación realizada sobre 70 900 personas no fumadoras de ambos sexos que venían siendo analizadas desde más de 20 años. Durante el tiempo que se realizó el estudio un tercio de estas personas dejaron de aportar datos ya que murieron.

La investigación dio como resultado que los niños que convivieron con un adulto fumador tuvieron en general, más problemas de salud a lo largo de su vida. Aquellos que estuvieron expuestos al humo del tabaco durante 10 horas o más por semana, incluso cuando se convirtieron en adultos no fumadores, tuvieron: 

- Un 42% de riesgo de muerte por enfermedad pulmonar.

- Un 27% de riesgo de muerte por enfermedad cardíaca.

- Un 23% de riego de muerte por accidente cerebro vascular o ictus cerebral.

Dejar de fumar es regalar salud a tus hijos

La mejor forma de evitar que tus hijos padezcan enfermedades graves de bronquios, circulación, corazón o incluso la muerte no es otra que dejar de fumar. Nadie dice que sea fácil, pero tampoco imposible. Miles de personas han logrado dejar el hábito y no son más fuertes o decididas que tú, simplemente un buen día, tomaron la decisión y son capaces de respetarla por el resto de su vida sin más traumas. 

Si eres fumador y no logras dejarlo por tu propia salud, qué mejor que hacerlo por la salud de tus hijos, por su salud actual y por la que tengan cuando sean adultos. Si aun así dependes tanto del cigarrillo que no puedes abandonarlo, hay una serie de medidas que debes adoptar ya, sin excusas: 

- Nunca fumes delante de tu hijo.

- Jamás encender un cigarrillo en el coche si viajas con tus hijos.

- No fumes en casa, evita el tabaco en todas las habitaciones pero, sobre todo, en aquellas que suelen ocupar los niños como el salón o el dormitorio.

- Si tienes la irrefrenable sensación de fumar, sal al balcón o baja a la calle pero no lo hagas dentro de casa.