Neumonía en niños. Señales y síntomas de esta infección respiratoria

Tratamiento para curar esta enfermedad infantil tan común en niños menores de 5 años

Elena Blanco, pediatra

Una de las cosas que más nos preocupan a los padres es que los hijos se enfermen: un catarro, una otitis, un virus de esos que afectan a la tripa... Cuando algo de esto ocurre los padres entramos en pánico, sobre todo si somos primerizos y nuestros hijos también lo son en esto de ponerse malitos. Angustia que se multiplica por dos si tenemos la sospecha de que se trata de una enfermedad grave. Reconocer los síntomas, actuar desde la calma y saber en qué momento debemos acudir al pediatra será de gran ayuda para todos. En el post de hoy nos centramos en la neumonía en los niños: ¿cuáles son los síntomas? ¿cómo se trata? ¿se debe ingresar al pequeño? ¿qué podemos hacer para ayudar a nuestro hijo?

Neumonía en niños, ¿en qué consiste esta enfermedad común?

la neumonía en niños

¿Cómo identificar la neumonía en niños? ¿Cuáles son sus síntomas y tratamiento? Son varias las preguntas que nos surgen a los padres cuando el catarro que tiene nuestro hijo o hija parece ser algo más que tos y mocos. Para salir de dudas y no desesperar, primero tenemos que conocer en qué consiste esta enfermedad y cuáles son los síntomas que la acompañan.

La neumonía es una enfermedad común y muy frecuente en niños de todas las edades, pero en especial en los menores de 5 años. Se trata de una infección que afecta a los pulmones. ¿Sabías que, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), la neumonía afecta cada año al 5% de los niños en edad escolar?

No difiere mucho de otras enfermedades como las bronquitis o los catarros fuertes. Lo que sí caracteriza a una neumonía es que los alvéolos (zona de los pulmones donde se intercambia el oxígeno con la sangre) se ven afectados, por eso, los niños que la padecen suelen respirar más deprisa de lo habitual para tratar de compensar esta carencia. A la hora de auscultar al menor, los pulmones no aparecen limpios como cuando ocurre en el caso de los catarros o resfriados, y hay presencia de ruido.

Las causas son múltiples, destacan, dependiendo de la edad, los virus, el neumococo (el mismo de las otitis) y el Mycoplasma, a ti te sonará raro, pero a los especialistas les resulta de gran ayuda para mandar el tratamiento adecuado.

Cómo saber si mi hijo tiene esta enfermedad respiratoria

señales de neumonía en niños

La causa más frecuente de las infecciones respiratorias en vías altas en niños pequeños son las infecciones virales que cursan, normalmente, con síntomas que ya te sabes de sobra como la tos, dolor de garganta y los mocos. Por norma general, estas infecciones, de mejorar solas, lo harán en los siguientes dos, tres o cuatros días en los cuales el malestar o la fiebre tienen que ir a mejor, poco a poco.

Lo que alerta de una posible neumonía es que esa evolución a mejor no se produzca, sino todo lo contrario. Al principio no tenía fiebre y ahora sí, o ahora hay otro síntoma nuevo como pueda ser la dificultad respiratoria, el decaimiento, dolor en el pecho o una especie de quejido (como si jadeara) al respirar.

Lo que sucede en las neumonías es que la sintomatología durante los primeros días es muy similar a la de un catarro de origen vírico. Por eso, puede dar la sensación de que una neumonía es consecuencia de un catarro mal curado. Sin embargo, no es así: las neumonías son neumonías desde que el niño inicia la sintomatología. Eso de "principio de neumonía" que dice mucha gente no tiene mucho sentido, ya que las neumonías se tienen o no se tienen; es como si alguien dijera "tengo un principio de brazo roto", suena raro, ¿verdad? Por ello, un niño que no mejora la fiebre y los síntomas respiratorias en 48-72 horas debe consultar al pediatra para que pueda valorarlo y determinar así qué es lo que le pasa realmente.

En algunos casos se hará una radiografía de tórax (no es imprescindible) y se mandará antibiótico que, salvo indicación del especialista, se administrará en casa. No hará falta ser ingresado a menos que el pequeño necesite tratamiento con oxígeno.

Tratamiento de la neumonía en niños

el tratamiento de la neumonía

Puede ser una enfermedad grave ya que, de nuevo según la OMS, supone la tercera causa de muerte en edad infantil a nivel mundial. Sin embargo, su tratamiento es muy efectivo (antibiótico y muchos mimos de mamá y papá) y, en unos pocos días el paciente mejora, es más, antes de las 48 horas tras iniciar el tratamiento la fiebre debería desaparecer.

Otra cosa que también debemos tener en cuenta es que es una enfermedad muy frecuente, sobre todo en ciertas épocas del año, que asusta muchos a los padres (no es para menos) porque el niño presenta dificultad para respirar por lo que, en ocasiones, no siempre, será necesario poner oxígeno en los días en los que el pequeño esté ingresado.

De no ser necesario, como hemos comentado antes, el niño se podrá ir a casa y tomarse allí la medicación.  ¿A que da mucha tranquilidad saber todo esto sobre la neumonía? ¡Tu pequeño estará en las mejores manos!

Puedes leer más artículos similares a Neumonía en niños. Señales y síntomas de esta infección respiratoria, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.