Frases que los padres de niños con TDAH no quieren (ni necesitan) oír

Nuestros comentarios pueden resultar hirientes para los hijos pero también para los padres

Jimena Ocampo Lozano

Cuando los padres se enfrentan a un diagnóstico de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad) en su hijo, son muchas las dudas que se les plantean sobre cómo actuar y educar al pequeño de ahora en adelante. En ocasiones, incluso, les sobreviene un sentimiento de culpa por 'haber estado actuando mal' con su hijo. Esta sensación negativa se ve incrementada cuando los padres de niños con TDAH escuchan algunos comentarios y frases hirientes, normalmente hechos desde el desconocimiento.

Las frases que hieren a los padres de niños con TDAH

Comentarios que oyen los padres de niños con TDAH

No hay un manual sobre cómo ser padre de un niño con TDAH. Cada niño es único dentro del trastorno, y no siempre lo que funciona con un pequeño, funciona con otro. Por esto es fundamental que los padres reciban un buen asesoramiento y acompañamiento por parte de los profesionales especializados en este tipo de trastornos. Si ser padres no es una tarea fácil, cuando nos enfrentamos al trastorno esta tarea puede volverse más dura.

No es raro que las personas que nos rodean nos den consejos y opiniones sobre cómo educar y criar a nuestros hijos, pero no siempre van a ser comentarios acertados. Y, de hecho, estos pueden hacer mucho daño a los padres.

Por eso, en Guiainfantil.com hemos realizado una lista con algunas de las frases más desafortunadas que puedes decirle a un padre de un niño con este trastorno. De esta forma, la próxima vez te resultará más sencillo ponerte en su lugar y comprender cómo se siente cuando la escucha.

1. Tu hijo necesita más disciplina
En el top ten de las opiniones sobre los padres de estos niños está la frase: 'Tu hijo necesita más disciplina' o 'no tiene límites'. Y no, el TDAH no es un problema de normas. Desafortunadamente, no son pocas las personas que todavía piensan que se soluciona poniendo más límites y normas en casa.

Esto es fruto del profundo desconocimiento que todavía hoy hay sobre este trastorno. Los padres suelen sufrir por el comportamiento de sus hijos, se esfuerzan mucho para que aprendan y consigan controlar su conducta y sus impulsos, por lo que este tipo de frases pueden hacer bastante daño a un padre.

2. No invitamos a (niño con TDAH) al cumpleaños porque se porta mal
En ocasiones el niño con TDAH sufre las consecuencias sociales de su trastorno. No son pocas las veces que un niño no es invitado a fiestas o cumpleaños por su comportamiento, lo que afecta a su desarrollo social, emocional y a su autoestima, pero también afecta a los padres que ven como su hijo es 'rechazado' por sus características. Por lo que frases del tipo 'No invitamos a tu hijo al cumpleaños porque se porta mal' o 'porque pega a los demás' o 'no sabe controlarse'... Son frases que debemos evitar y buscar soluciones a este problema.

3. Que (niño con TDAH) se quede en el banquillo que siempre está despistado
No solo sufren esta 'exclusión' de actos sociales como fiesta y cumpleaños, sino que también se produce en los deportes que el niño practica. En ocasiones, algunos padres que acuden a consulta con sus hijos para explicarnos que el entrenador de futbol, baloncesto o de cualquier otro deporte que el niño practique, no saca a su hijo a jugar los partidos porque se despista en el juego. Otros motivos son que reacciona mal cuando pierden, que es muy impulsivo, que no hace caso a las indicaciones…

Como consecuencia, los niños están tristes o no comprenden por qué ellos no pueden jugar los partidos y siempre están en el banquillo. Una vez más, son frases fruto del desconocimiento total por parte de los adultos que rodean y tratan con el niño.

4. Tendrías que darle la pastilla para que esté más tranquilo
Otros adultos ejercen de neurólogos, de psicólogos y de expertos en este trastorno y se permiten hacer diagnóstico y expresar sus opiniones al respecto. No es difícil que cuando les comunicamos a otros que nuestro hijo ha sido diagnosticado de TDAH, nos digan… 'Lo mismo deberías darle la pastillita al niño para que esté más tranquilo' o 'La medicación es una droga y no deberías dársela'.

Esto es lo que no quieren oír los niños con déficit de atención

No debemos olvidar nunca que la decisión o no de medicar al niño está bajo supervisión médica, después de un adecuado diagnóstico, y acompañada de otras medias psicológicas y psicopedagógica por parte de profesionales.

'Fulanito no va a tener amigos como se siga comportando así', 'Deberías probar a hacer esto', 'Mi hijo también es inquieto y no se comporta así'... Frases como estas y las anteriores, lejos de ayudar a los padres con niños con TDAH, les perjudican. Pueden hacerles sentir culpables por no hacer lo que debieran o estar haciéndolo mal.

Todos sabemos mucho por el hecho de ser padres, pero no por ello debemos juzgar a los demás y menos cuando se trata de padres con un niño con algún tipo de trastorno o dificultad.

Pero día a día vemos que aún hay mucho desconocimiento sobre el TDAH, lo que nos puede llevar a verter opiniones o dar consejos bastante desafortunados al respecto. Y estos comentarios no solo hacen daño a los padres, sino que pueden dañar profundamente la autoestima y el desarrollo emocional de los niños, ya que normalmente también son ellos lo que reciben estas críticas.

Puedes leer más artículos similares a Frases que los padres de niños con TDAH no quieren (ni necesitan) oír, en la categoría de Hiperactividad y déficit de atención en Guiainfantil.com.