22 señales que te advierten de que un niño podría tener TDAH

El diagnóstico del Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad debe hacerlo un experto siempre

Jimena Ocampo Lozano

Muchos padres acuden a la consulta preocupados por las dificultades y problemas que sus hijos presentan en algunos ámbitos, principalmente en la escuela y en el hogar. Desde el colegio suelen alertar de que el niño es muy inquieto, le cuesta atender en clase, les cuesta aceptar las normas, no termina las tareas, es muy impulsivo en sus conductas, incluso pueden aparecer problemas de comportamiento (se enfadan, se pelean, contestan mal en clase....) ¿Será que el niño podría tener TDAH?

Hay que tener claro que para establecer que un niño presenta un Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad, el diagnóstico deben hacerlo los profesionales adecuados, que realizarán las pruebas oportunas, y confirmarán o descartaran el TDAH. Sin embargo, sí que existen algunas señales que te pueden advertir de la presencia del trastorno. 

Las señales a tener en cuenta para saber si el niño podría tener TDAH 

Algunas señales de que un niño podría tener TDAH

El TDAH es uno de los trastornos que puede afectar a los niños en edad escolar y que repercute en su vida académica, social y familiar. Un adecuado diagnóstico es fundamental para confirmar o descartar este trastorno y llevar a cabo la intervención terapéutica adecuada.

No todos los niños que son inquietos y se mueven presentan este trastorno, pero hay algunos signos que pueden hacernos en TDAH. Debe darse en dos o más ámbitos de la vida del niño (familia y escuela, por ejemplo). Estos son algunos de ellos

1. Dificultades para prestar atención en tareas del día a día que no tienen alto valor de estimulación (en el aula se distraen con facilidad, en las conversaciones se pierden porque no atienden a lo que se dice...)

2. Son descuidados y suelen perder cosas (agendas, ropa, material escolar...).

3. Parece que no escuchan.

4. Parece que están en su mundo y suelen divagar.

5. Cometen errores por descuido, es decir, 'porque no se fijan'.

6. Les cuesta terminar las tareas y actividades, algo que también ocurre en sus juegos.

7. Les cuesta interiorizar rutinas y tareas habituales.

8. Suelen hacer ruidos con la boca, dan golpes con los pies...

9. Tiene comportamientos inadecuados para el contexto en el que están (levantarse en clase, subirse a las mesas, trepar y correr, etc.).

10. Parece que no pueden esperar. Les cuesta esperar su turno, tanto en conversaciones como en juegos u otras actividades. Contestan antes de tiempo a las preguntas y reclaman rapidez en sus demandas.

11. Interrumpen las conversaciones de los demás o los juegos con otros niños.

12. Parece que actúan primero y luego piensan.

13. Pueden frustrarse con facilidad, se enfadan o son muy explosivos en sus reacciones.

14. Parece que no pueden estar mucho tiempo quietos, sentados por ejemplo.

Signos de advertencia del TDAH en el aula

Estas características dificultan e interfieren en el día a día de los niños y sus familias dando lugar a problemas que no saben cómo abordar. Además de estos signos, se aprecian problemas y dificultades en el aprendizaje y en el aula.

15. Dificultades y problemas en la lectura y la escritura.

16. Letra irregular, mala organización en el papel, sus trabajos con desordenados...

17. Cometen errores por descuido, por ejemplo, en las operaciones básicas se olvidan de la que se llevan, colocan mal las cifras, se saltan pasos, se olvidan datos en la resolución de problemas, etc.

18. En clase se muestran inquietos, más pendientes de sus compañeros y de lo que les rodea que de las explicaciones del profesor.

19. No apuntan tareas en la agenda.

20. Parece que no aceptan las normas.

21. A veces presentan problemas de comportamiento en el aula.

22. Tienen malas relaciones con sus compañeros.

Estos signos o señales pueden alertarnos de la presencia de un trastorno por déficit de atención y/o hiperactividad. No tienen por qué darse todos ni en la misma intensidad, pero la presencia de algunos de ellos pueden hacernos sospechar y deberemos acudir a los profesionales adecuados para evaluar estas dificultades en el niño. Solo así se podrá hacer un diagnóstico acertado del TDAH para que, a partir de ese momento, se establezcan unas pautas determinadas para ayudar al niño.

Puedes leer más artículos similares a 22 señales que te advierten de que un niño podría tener TDAH, en la categoría de Hiperactividad y déficit de atención en Guiainfantil.com.