Ejemplos de ejercicios y exámenes adaptados a los niños con TDAH

Consejos para maestros con alumnos con Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad en su aula

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

Son muchos los maestros que tratan de ajustar sus metodologías y herramientas educativas que usan en el aula a las necesidades de todos sus alumnos y alumnas. Es el caso, por ejemplo de los ejercicios y exámenes adaptados a los niños con TDAH o TDA, que buscan que los pequeños con necesidades especiales puedan tener acceso a la evaluación de una forma similar al resto de los compañeros de clase. Si eres un profesor o docente interesado en el tema, a continuación te mostramos algunos ejemplos de ejercicios adaptados y te damos algunas pautas que te ayudarán.

Las adaptaciones de los exámenes son adaptaciones curriculares no significativas, es decir, en ningún momento suprime contenido del currículo. Únicamente se adapta la formulación de las preguntas del test para conseguir un mejor aprovechamiento del alumno o la alumna y así evaluar de una forma más apropiada su rendimiento académico. Es decir, se trata de facilitar a los niños con TDAH o TDA que comprendan y hagan el examen atendiendo a sus necesidades y características.

Por qué adaptar los exámenes a las necesidades TDAH o TDA

Adaptaciones de los maestros a sus alumnos

En nuestro día a día en la consulta, vemos niños que han sido diagnosticados de TDA o TDAH y cuyas adaptaciones dentro del aula se basan exclusivamente en sentarles en la fila de delante o dejarles más tiempo en los exámenes.

Sin embargo, queremos destacar que estas medidas no son suficientes si no se aplican junto con otras como son la adaptación en los exámenes. Es decir, no sirve de nada dejar más tiempo para realizar el examen a un alumno con TDAH si le ponemos el mismo examen que al resto de la clase sin aplicar las pautas que mencionaremos más adelante o si no le ayudamos a gestionar el tiempo que aplica a cada pregunta.

Sin embargo, antes de adoptar estas pautas, queremos destacar que es fundamental que los profesores y maestros se informen y se formen en los trastornos y necesidades específicas que existen dentro de su aula para comprender por qué aplican esas pautas y no otras. Al mismo tiempo, esto favorecerá que se atienda mejor al alumno/a respectando su metodología de aprendizaje y se tenga más empatía con sus necesidades.

Pautas y ejemplos de ejercicios adaptados a niños con TDAH

Ejercicios adaptados para niños con TDAH o TDA

Una vez dicho esto, vamos a mencionar algunas pautas sencillas que pueden aplicarse en un examen o un ejercicio que queramos adaptar a nuestro alumnado con TDAH. Son consejos muy docentes

1. Escribir enunciados breves
Si el alumno tiene que hacer dos o más cosas dentro del propio ejercicio, podemos dividir el enunciado en varios ejercicios secuenciados. Sin embargo, debemos evitar a toda costa los enunciados con oraciones subordinadas o los enunciados muy largos. Un niño con TDAH es capaz de leer el enunciado completo, pero se quedará con una instrucción y obviará el resto de instrucciones que se le pide en el ejercicio.

2. Poner en negrita o subrayar las palabras claves de lo que se le pide en el ejercicio
Esto le ayudará a comprender mejor lo que le pide el ejercicio así como a su atención selectiva.

3. Mostraremos un ejercicio o máximo dos por hoja
Cuando el niño con TDAH finalice el ejercicio, examen o test, le daremos el siguiente. Es decir, no daremos todos los ejercicios desde el principio, ya que una de sus dificultades propias del Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad es que no saben planificarse.

Los niños con TDAH suelen hacer una parte del ejercicio, ojear las páginas y cuando ven otro que creen que lo saben, lo completan y luego no retroceden a completar los ejercicios que se saltaron. Esto hace que veamos luego el examen incompleto incluido ejercicios que sabemos que él o ella sabe hacer.

4. Podemos poner algún ejemplo para que pueda comprender mejor el ejercicio.

5. Pedirle al niño que lea con nosotros el enunciado y una vez hayamos visto que comprende lo que le pide el ejercicio, dejar que lo resuelva solo.

[Leer +: Cuento para explicar el TDAH a los niños]

6. Ayudarle a gestionar el tiempo que dedica a cada pregunta.

7. Evitar el uso de tablas o gráficos. Adaptamos estos ejercicios a otras metodologías más fáciles de comprensión. Cuando observan muchos recuadros para completar, la impulsividad les hace equivocarse a la hora de completarlos o marcarlos y esto les penaliza.

Unos ejemplos de exámenes adaptados a los niños con tdah

Por qué hacer exámenes orales a los niños con TDAH

Por último y no por ello menos importante, queremos destacar la posibilidad de realizar los exámenes orales estableciendo unos criterios para su evaluación. Existe un 'rechazo irracional' por parte de los alumnos pero también algunos maestros de manera generalizada a realizar este tipo de exámenes.

En cambio, está más que comprobado que los niños con TDAH, TDA o trastornos de aprendizaje como la dislexia, rinden mejor y obtienen mejores calificaciones cuando se les evalúa oralmente. Pues estos niños estudian e invierten más esfuerzo que otros niños en las tareas y el estudio. Sin embargo, los ejercicios que implican expresión escrita, les penalizan mucho (por su impulsividad, por sus dificultades en lectoescritura, por faltas de ortografía...).

Por tanto, queremos insistir en que se valore la posibilidad de evaluar los contenidos de manera oral ante temarios complejos, exámenes difíciles de adaptar o incluso, valorar la opción de hacer la mitad del examen escrito y la otra mitad oral. Esto puede suponer un esfuerzo extra para el profesor, pero no olvidemos que un niño que se esfuerza y no obtiene resultados de manera reiterativa, es un niño predispuesto al fracaso escolar y a una baja autoestima.

Puedes leer más artículos similares a Ejemplos de ejercicios y exámenes adaptados a los niños con TDAH, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.