La dificultad de los niños con TDAH para hacer sus tareas a tiempo

A los niños con Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad les cuesta manejar el tiempo

Jimena Ocampo Lozano

La comprensión y manejo del tiempo es algo complicado para todos los niños, pero especialmente para aquellos con problemas y dificultades asociadas al Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad. A los niños con TDAH les cuesta no solo aprender las nociones temporales o el manejo del reloj, sino también les resulta complicado juzgar con precisión el paso del tiempo o calcular cuánto tiempo les va a llevar hacer determinada tarea. Esto hace que los niños con TDAH tengan dificultad, por ejemplo, para organizarse y hacer sus tareas a tiempo.

El manejo del tiempo de los niños con TDAH

El manejo del tiempo en niños con TDAh

El sentido del tiempo es fundamental para planificarnos, pero en el caso de niños con TDAH existe un verdadero problema para calcular el tiempo con más o menos precisión.

Es por esto por lo que tienen dificultades en la gestión del tiempo, dificultades de planificación y de aquí los problemas diarios que más suelen preocupar a las familias: no les da tiempo a hacer los deberes, nos lleva mucho tiempo, tarda una eternidad en vestirse (en ducharse, en recoger...), deja siempre los trabajos para el último momento... O algo cada vez más recurrente: nunca sabe cuándo dejar de jugar, sobre todo con el móvil, la tableta o la consola. Todo les parece poco. Te suena, ¿verdad?

Es importante comprender que esta dificultad es inherente al TDAH y que por tanto habrá que enseñar a estos niños a planificar, pero también ayudarles a gestionar el tiempo y buscar herramientas que les faciliten el manejo del tiempo, para que sean ellos los que tienen el control.

Para un niño con TDAH también es muy frustrante esta dificultad: el que no le dé tiempo a terminar tareas, el dedicar excesivo tiempo a realizar actividades que podrían hacer más rápido, pero sobre todo, estar continuamente escuchando frase como 'date prisa', 'no te distraigas', 'no te da tiempo', 'siempre llegamos tarde'...

Estrategias para que los niños con TDAH hagan sus tareas a tiempo

Ayudar a los niños con TDAH a hacer sus tareas a tiempo

Algunas estrategias que podemos emplear para ayudar a estos niños con TDAH son:

1. Entrenarles en estimación de tiempos y vivenciar el tiempo
Relacionar acciones cotidianas con una medida de tiempo. Por ejemplo, el tiempo que tardamos en quitarnos los zapatos, será poco tiempo, unos segundos; el tiempo que tardamos en llegar al colegio son unos minutos; el tiempo que estamos en el colegio son unas horas, y es mucho tiempo. Hacer estimaciones, ¿cuánto crees que vas a tardar en algo? ¿Cuánto crees que te ha llevado hacer esto?

2. Reforzar conceptos temporales y facilitar materiales que les permitan controlar el tiempo
Para ello, podemos usar materiales como relojes de arena con diferentes duraciones, temporizadores visuales (parecidos a los temporizadores de cocina) que nos indican como va transcurriendo el tiempo.

Estos relojes podemos emplearlos para realizar sus tareas diarias. Por ejemplo, para comer podemos marcar un tiempo, y que ellos vayan viendo de qué tiempo disponen. Será bueno, en primer lugar, visualizar ese paso del tiempo, ver cómo pasa el tiempo, cómo pasan 5 minutos, o cómo pasan 10...

Estos relojes van a resultarles de gran ayuda, pero también pueden agobiarles, porque ven que el tiempo pasa y que no les da tiempo a acabar... Debemos hacerles ver que no pasa nada, que seguro que poco a poco nos vamos organizando mejor y que si necesitamos 5 minutos más, vamos a poner 5 minutos más.

También es importante reforzar conceptos temporales básicos como días, semanas, meses, horas, minutos, mucho y poco, antes, durante y después, etc.

Horario semanal para niños con TDAH

3. Organizar y planificar sus rutinas diarias
Podemos hacer con ellos un horario semanal en el que queden reflejadas sus actividades diarias, el tiempo que dedica a cada una de ellas, y destacando también el tiempo que tiene fuera de estas tareas, que será el tiempo que tendrá que planificar o aprender a organizar. Podemos usar códigos de colores para diferenciar tiempo de colegio, de extraescolar, de tareas en casa, juego, etc.

En este horario tiene que quedar reflejado no solo el horario del colegio, sino todos aquellos aspectos de su rutina diaria (baño, cena, merienda...) y de esta manera pueden visualizar su día a día, y les será más fácil manejar sus tiempos y anticipar tareas y actividades.

4. Ayudarles a planificar sus tareas escolares
Teniendo en cuenta el tiempo del que disponen (en ocasiones no tanto como necesitan o sería adecuado), hay que ayudarles y enseñarles a planificar. Podemos hacer una lista de lo que tenemos que hacer, anotar cuánto tiempo piensan que les va a llevar hacerlo, y organizar las tareas escolares.

Hay que tener en cuenta que será bueno organizar el tiempo de que disponen en bloques de entre 14 y 25 minutos de trabajo (depende del niño y la edad) y tiempo de descanso corto (entre 5 y 10 minutos). Empezar por lo más complicado, seguir por lo medio y dejar para el final lo que apenas les lleve tiempo ni esfuerzo, ya que estarán cansados.

Los primeros días nos servirán para poder estimar objetivamente, es decir, al principio puede que el niño o niña piense que para hacer un ejercicio va a necesitar 20 minutos, y resulta que al final ha tardado solo 5 (o al revés). Así que al inicio es normal que haya que ajustar y reajustar para poco a poco ir haciendo estimaciones más fiables.

Será importante evitar todas las distracciones posibles y establecer que en los tiempos de descanso no podremos usar móviles o tabletas ya que es muy difícil solo dedicar 5 minutos a consultarlos y jugar con ellos y además son un potente distractor.

Lo realmente complicado: controlar el tiempo con el móvil o tableta

El tiempo de uso del móvil en niños con TDAH

En el caso del uso de tabletas, videojuegos y móviles, será importante establecer de antemano el tiempo del que va a poder disponer, para delimitar el uso que se va a poder dar.

Si, por ejemplo, le vamos a dejar el móvil 15 minutos mientras hacemos la cena, y quiere jugar una partida que dura 30 minutos, será mejor que no inicie la partida o que elija un juego que le lleve menos tiempo. De esta manera, ajustamos el tiempo que le dejamos para jugar con el tiempo del que dispone. Una partida de este juego antes de cenar o un capítulo de estos dibujos, por ejemplo.

Esto es importante especialmente para niños con TDAH, ya que además del manejo del tiempo uno de los problemas con los que nos encontramos es de la falta de control de impulsos, por lo que estos dos aspectos juntos, hacen una bomba de relojería que es muy difícil que no estalle.

Y por último, es importante ser comprensivos y ayudarles, y evitar enfados, regañinas o frases del tipo 'nunca nos da tiempo a nada', 'siempre llegamos tarde', 'deja de perder el tiempo', 'siempre estás distraído' o 'concéntrate y no pierdas el tiempo'. Estas expresiones son dañinas para ellos, puesto que no hacen más que incidir en los aspectos negativos y en los que más dificultades, que muchas veces están fuera de su control. Es mejor reforzar aspectos positivos cuando cumplan objetivos o cuando se planifiquen y lo cumplan.

Puedes leer más artículos similares a La dificultad de los niños con TDAH para hacer sus tareas a tiempo, en la categoría de Hiperactividad y déficit de atención en Guiainfantil.com.