El tiempo. Cuento para aprender los minutos, las horas, los días, las semanas y los meses

Un cuento corto que habla del tiempo y además de la importancia de aceptarse a sí mismo

Marisa Alonso Santamaría

¡Qué importante es que los niños aprendan la noción del tiempo! Pero es cierto que explicarles qué son lo segundos, los minutos, las horas o los días puede resultar una tarea un poco aburrida y, sobre todo, complicada. Desde Guiainfantil.com te proponemos que les muestres y leas este relato titulado 'El tiempo', un cuento para aprender las horas, los días, las semanas y los meses y, de paso, la importancia de ser uno mismo.

Cuento corto para hablar a los niños del tiempo

cuento sobre el tiempo

El segundo fue a protestar al tiempo.

— ¡Estoy harto de que me cambien el nombre! Además, soy el más pequeño, ¡no pinto nada en este mundo! —exclamó muy triste.

El tiempo lo miró confundido.

— ¿A qué te refieres segundo? No entiendo la causa de tu enfado y tu tristeza — le dijo.

— ¡Mi nombre es segundo! ¿Por qué si nos juntamos sesenta segundos nos llaman minuto?

— Por eso no eres menos importante — contestó el tiempo al segundo.

El minuto estaba por allí merodeando.

— ¡No eres el único! Si nos juntamos sesenta minutos nos llaman hora — le contó.

— Por eso no eres menos importante — contestó el tiempo al minuto.

También la hora andaba por allí.

— ¡A mí me pasa igual! Veinticuatro horas de nosotras formamos un día — dijo gesticulando.

— Por eso no eres menos importante — contestó el tiempo a la hora.

— ¡Si vamos siete días juntos nos llaman semana!

— Por eso no eres menos importante — contestó el tiempo al día.

— ¡Lo mío sí es un caos! Da igual si nos juntamos cuatro o cinco semanas nos llaman mes. ¡Qué jaleo!

— Por eso no eres menos importante — contestó el tiempo a la semana.

— Pues nosotros, si nos juntamos doce meses nos llaman año — les dijo el mes.

— ¡No sé de qué os quejáis! ¡Depende de los años con los que me junte me llaman de una manera! Lustro, década, siglo, milenio — exclamó echándose las manos a la cabeza.

— ¡Basta ya! Por eso no sois menos importantes sino todo lo contrario! — dijo el tiempo cansado de todas sus quejas.

Segundo, minuto, hora, día, mes y año miraron al tiempo esperando que siguiera su discurso.

— No habría año si no existiera el mes, no habría mes si no existiera la semana, no habría semana si no existiera el día, no habría día si no existiera la hora, no habría minuto si no existiera el segundo... — dijo mirando a todos deteniéndose pausadamente en el último.

— ¡Yo existo gracias a todos vosotros!

Al segundo se le iluminaron los ojos; aunque era el más pequeño, por primera vez, se sintió muy importante.

Todos se miraron comprendiendo; daba igual cómo los llamaran, seguían siendo ellos mismos y, entre todos, habían dado nombre a algo muy grande: el tiempo.

Pregunta de compresión lectora para los niños

compresión lectora

Ahora es el momento de comprobar si, a través de la lectura de este precioso cuento, los pequeños han aprendido algo. Es cierto que son muchos conceptos, pero ayudémosles a que vayan adquiriéndolos poco a poco con estas pregunta de comprensión lectora.

1. ¿Quién es el protagonista de esta historia?

2. ¿Cómo se llama a los sesenta segundos? ¿Y a los sesenta minutos?

3. Dinos cuatro palabras relacionadas con año.

4. ¿Qué surge de sumar los segundos, los minutos, las horas, los días, los meses y los años?

Más recursos para aprender el paso del tiempo

Más recursos para aprender el paso del tiempo 

Si a tu pequeño le ha gustado este cuento, prueba también a leerle las siguientes historias acerca del tiempo y a trabajar con los recursos que te proponemos. Una manera divertida de aprender las horas o los meses del año.

- The month of the years
¿Y si además de ayudarles a que se aprendan los meses del año les fomentamos el aprendizaje de otro idioma? Para ellos nada mejor que esta canción en inglés.

- Huga, la tortuga. Poesía infantil para aprender los meses del año
Intentar que los niños se aprendan los meses del año a base de memorizarlos puede resultar muy pesado, además de aburrido para ellos. A través de la historia de Huga, la tortuga, tus pequeños podrán conocer el nombre de cada mes y muchas más cosas muy divertidas.

- Divertidos juegos para que los niños aprendan las horas del reloj
Es súper importante que los niños controlen el tiempo, porque eso les proporcionará una mayor autonomía y confianza en sí mismo. Anímales a que lleven siempre un reloj y practica con ellos estas actividades.

Puedes leer más artículos similares a El tiempo. Cuento para aprender los minutos, las horas, los días, las semanas y los meses, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.