Cómo enseñar a los niños a gestionar el tiempo en los exámenes (y así aprobar)

Trucos y juegos sencillos para esos niños a los que nunca les da tiempo a terminar las evaluciones

Adriana Méndez

A menudo, los niños tienen dificultades para gestionar el tiempo de forma adecuada durante los exámenes por diversas razones. Escriben demasiado en algunas respuestas, se entretienen con asuntos ajenos a la prueba escrita, se ponen a pensar en otras cosas... Y, como consecuencia, a menudo no tienen suficiente tiempo para terminar los tests, lo que les provoca una gran frustración y suspensos. ¿Cómo podemos los padres ayudarles para que aprueben estos controles? Conoce a continuación los mejores trucos.

Por qué los niños no saben gestionar el tiempo

Consejos para que los niños aprendan a gestionar el tiempo en los exámenes

La forma más tradicional para medir las competencias y conocimientos adquiridos en las escuelas, es todavía, a través de las evaluaciones o exámenes escritos para niños. Estos están compuestas por una serie de preguntas y problemas, que pueden ser fáciles o complejas de resolver dependiendo de su grado de dificultad.

Sin embargo, existe un factor que siempre juega en contra en estas ocasiones y es el tiempo estándar para resolverlo, el cual ronda generalmente por los 45 minutos o dos horas.

El problema es que los niños a veces no saben manejar correctamente sus recursos y no pueden terminar a tiempo los exámenes. Esto se debe a que, en la etapa infantil se comienza a desarrollar algunas capacidades mentales superiores como lo es la agilidad o la rapidez para resolver problemas. Es por ello, que los niños aún están aprendiendo a administrar su tiempo.

Pero, ¡no hay que caer en pánico! Esto puede resolverse con algunos trucos para exámenes, que los padres pueden enseñar y adaptar para sus hijos, gracias a que, también en la infancia, las habilidades adquiridas se logran a través de estructuras y rutinas.

Trucos para que los niños terminen sus exámenes a tiempo

¿Quieres saber cuáles trucos infantiles para evaluaciones les podrán servir a tus hijos? Conócelos a continuación.

1. Respuesta rápida
Este es uno de los trucos infantiles para evaluaciones más utilizados por los niños y enseñado por padres e incluso maestros. Se trata de que tu hijo, una vez que haya leído el examen, conteste las preguntas que aparecen de una vez en su mente. De esta forma, podrá administrar correctamente el tiempo, deshaciéndose de las preguntas sencillas y enfocándose en aquellas tareas más complejas. 

Aunque, hay expertos que difieren de este truco y prefieren justamente que sea al contrario, eligiendo la pregunta más compleja y de mayor puntaje para ir luego por las más sencillas. Ambas opciones son correctas, dependiendo de las preferencias de tu pequeño para terminar a tiempo el examen. Pero eso sí, debes enseñarle los beneficios y consecuencias de cada una.

2. Realizar asociaciones
Este juego puede ser efectivo no solo para los exámenes sino como método de estudio. El objetivo es que puedan asemejar distintas respuestas de un mismo tema, así pueden tener un abanico de opciones disponibles o se les haga más fácil descartarlas.

Este truco es ideal para preguntas de categorización o elecciones, como verdadero y falso, completar frases o asociaciones mismas de preguntas y respuestas al azar, así como también para evaluaciones matemáticas.

3. Juego de reto
Si tu hijo tiene específicamente problemas para administrar correctamente el tiempo, no solo en las evaluaciones sino en realizar las tareas asignadas de la escuela, entonces una buena idea para remediarlo es haciéndole ver dicha tarea como un juego de competencias. De esta forma lograrás motivar a tu niño y ayudarlo a terminar a tiempo los exámenes. 

El objetivo en este juego es delimitar el tiempo y tratar de 'vencer al reloj' para cada pregunta del examen. Esto es beneficioso también para mejorar el enfoque en resolución de problemas.

Algunos consejos extras para padres e hijos

Ayudar a tus hijos en sus evaluaciones

Más allá de estos juegos que ayudarán a tu hijo a administrarse el tiempo que le han dado para el examen, estos consejos le ayudarán a enfrentarse a la prueba escrita.

- Los nervios pueden jugarle en contra a tus hijos a la hora de terminar a tiempo los exámenes, porque puede parecerle muy corto el tiempo estimado o porque piensa que no podrá hacerlo. Por lo que es importante que realices algún ejercicio de relajación previo, para hacer que logre concentrarse mejor.

- Algunos padres prefieren instaurar en casa el método de castigos y recompensas. De manera que si logra cumplir la meta tendrá un premio, mientras que si no lo hace, habrá una consecuencia.

- Lo importante es que tomes un momento del día durante la hora de estudio, para enseñarle estos trucos para administrar correctamente el tiempo, así podrán adaptarse efectivamente a esta nueva rutina y aplicarla sin problemas.

Así que no sigas perdiendo el tiempo y enséñales a tu hijo cómo administrarlo correctamente para terminar sus evaluaciones sin frustrarse. Verás cómo logran alcanzar el éxito académico y ganan confianza consigo mismos.