Divertidos juegos para que los niños aprendan la horas del reloj

La importancia de que los niños aprendan a tener noción del tiempo

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

"Mamá, ¿a qué hora comemos? ¿cuánto queda para llegar al pueblo?". Son tantos los momentos diarios relacionados con las horas del reloj a los que se enfrentan los padres que, desde Guiainfantil.com, hemos querido dar respuesta a una necesidad muy común de los progenitores: cómo conseguir que los niños aprendan las horas del reloj, y es que es habitual escuchar en la etapa escolar que los padres se formulen esta consulta e incluso que nos pidan ideas o recursos para poder ayudarles.

La importancia de que los niños aprendan las horas del reloj

aprender las horas del reloj

Las horas del reloj son complejas, pero más aún si solo se trabajan como actividad aislada y fuera del contexto real. Por ello es muy importante que acostumbremos a los niños a llevar reloj, tanto para poder preguntarles qué hora es directamente como para que ellos mismos indirectamente asocien una determinada hora a una determinada actividad (por ejemplo: a las 11h la hora del patio o a las 17h la hora de salir del cole).

Adquirir esta habilidad les permitirá ganar en autonomía y confianza en sí mismos y les ayudará a poder relacionarse con el mundo de una manera más sencilla y, también, más independiente. 

Al principio siempre intentamos aconsejar trabajar y llevar relojes analógicos antes que relojes digitales, y dentro de los digitales siempre que se pueda es mejor configurar el reloj en 24h (marcando 13h, 14h, etc.) en vez de la configuración de 12h (1h, 2h, etc.).

Y, ahora que sabemos, lo importante que es que los niños aprendan las horas del reloj, vamos a pasar a ver qué ejercicios podemos hacer con ellos y qué material emplearemos para cada uno de ellos. En cuanto al material, solo necesitaremos cualquiera de las siguientes tres opciones, ordenadas de menor a mayor disponibilidad de recursos:

- Plantilla de círculos
En una cartulina o en un folio, dibuja un círculo grande y, dentro de él, las  12 pertinentes líneas correspondientes a las horas. 

- Plantilla de relojes
Podéis recurrir a internet y buscar relojes vacíos para imprimir. Otra opción es pintar un reloj en una pizarra e ir borrando las horas según se vaya trabajando con el niño. 

- Relojes tangibles de entrenamientos
Por último, existen materiales específicos, habitualmente de madera, que permiten desplazar las agujas.

Ejercicios para que los niños aprendan las hora del reloj en casa 

niños que aprenden las horas del reloj

Con pauta de entrenamiento periódico, haciendo uso del material anteriormente mencionado y alternando cada uno de los ejercicios que abajo te explico, resultará mucho más fácil y gradual comprender y memorizar las horas. 

- Entrenando los minutos de 1 en 1
Podemos marcarle un minutero en cualquier punto del círculo y esperar que él nos indique el minuto exacto o podemos decirle nosotros un número del 1 al 60 esperando que él lo encuentre. Inicialmente contará rayitas, pero la idea será ir entrenando hasta conseguir memorizar la colocación de cada número en el círculo.

- Entrenando los minutos de 5 en 5
Antes de pedir que coloque el puntero o que nos indique que marcaría el puntero que nosotros le colocamos, es importante que sepa contar del 5 al 55 de 5 en 5 con agilidad. De lo contrario, el niño se perderá y se frustrará. 

- Entrenando las horas del 1 al 12
Especificando bien que ahora se trata de las horas y no del minutero, podemos ir indicándole en el círculo vacío hasta que sea capaz de recordar la disposición de los números sin contar.

- Entrenando las horas del 1 al 24
Muy parecido será el caso de las horas, pero explicándole que se pueden decir de dos modos y mostrándoles su equivalencia (1 es 13h, 2 es 14h, etc.)

- Entrenando los minutos en cuartos
Será fácil explicarle que como si de un pastel se tratará podemos dividir el reloj en cuartos (1, 2, 3 y 4 cuartos).

- Entrenando los minutos con el concepto “menos”
A partir del minuto 30, también podemos contar al revés con la palabra menos justo en frente (principalmente estos cuatro números: -25, - 20, -10, -5).

- Combinando las horas y los minutos
Una vez interiorizados los pasos anteriores, será el momento de ampliar el ejercicio a horas y minutos.

- Relacionando cada hora con una actividad habitual
Finalmente, aprovechando los relojes anteriores, podemos jugar a imaginarnos qué solemos hacer en aquellas horas (ejemplo; 8.00h en el cole, 22h dormir). ¡Será súper divertido!