La confusión de Mergalcastillo. Cuento infantil con final inesperado

A veces, los equívocos puede ser muy divertidos; otras veces no tanto...

Marisa Alonso Santamaría

Hay situaciones que hacen reír a niños y a mayores. ¿Y si nada fuera tal y como creemos? ¿Y si esa persona no fuera la que creemos? Este cuento infantil, que tiene un final inesperado, divertirá mucho a los niños y, además, les hará reflexionar sobre los equívocos y errores. Se titula "La confusión de Mergalcastillo" y está protagonizado por unos vecinos que están dispuestos a hacer casi cualquier cosa con tal de conseguir aquello que más desean.

Un cuento infantil con un sorprendente final inesperado

El cuento infantil con un final más inesperado para los niños

Los habitantes de Mergalcastillo, un pequeño pueblo de la sierra, se habían gastado todo lo que había en las arcas municipales para recibir a Don Gregorio. Llevaban semanas esperando que llegara ese día. Todos fueron a recibir al multimillonario con su mejor sonrisa, un regalo y una opípara comida: croquetas, rollitos, patés, surtido de ibéricos, ensaladas, pescados y carnes con patatas; para finalizar semiesfera de naranja con helado de turrón; todo regado con vino tinto, agua y café e infusiones.

Con el bienestar que da tener el estómago lleno creyeron oportuno plantear sus deseos, pero el invitado pidió jugar a las cartas y tuvieron que posponer hablar del tema para más tarde.

Tras una larga hora de juego, que por supuesto ganó el recién llegado, de nuevo intentaron iniciar una conversación para pedirle lo que tanto deseaban, pero este pidió jugar otra baza; y como nadie quería contradecir al ricachón echaron otra partida.

Todos los de Mergalcastillo estuvieron pendientes del juego, que ni qué decir tiene ganó de nuevo el mismo de antes.

Pasaron la tarde entre juegos, risas y chascarrillos y aún no habían tenido la oportunidad de pedir al ricachón lo que tanto deseaban: un polideportivo nuevo para el pueblo.

Pasadas las cinco de la tarde el invitado miró su reloj, se levantó de la mesa apresuradamente y dando las gracias a todos, con su regalo bajo el brazo, salió corriendo por la puerta.

—¡Un momento, Don Gregorio! —gritó alguien.

Pero el invitado sin hacer caso siguió su camino hacia su coche.

—¡Don Gregorioooo! —gritaron todos temiendo que se fuera sin haber atendido a sus pretensiones.

El invitado se volvió desconcertado.

—¿Es a mí? —dijo— yo me llamo Jacinto.

Y todos se echaron las manos a la cabeza.

Algunas preguntas de comprensión lectora

Para estar seguros de que los niños han comprendido este cuento infantil, plantéales estas preguntas de comprensión lectora.

1. ¿En qué se gastan el dinero los habitantes de Mergalcastillo?

2. ¿Qué quería hacer el hombre rico después de comer?

3. ¿Qué deseaban los vecinos?

4. ¿Cómo termina el cuento?

5. ¡Pon a volar tu imaginación! ¿Cómo terminarías tú el cuento?

¿Por qué leer cuentos con los niños?

Este cuento para niños tiene un final sorprendente

¿Os ha gustado este cuento? En Guiainfantil.com tenemos muchas más historias que os harán reír, divertiros, aprender, jugar... Y es que leer cuentos todos juntos tiene muchos beneficios, para los niños pero también para los padres.

- Construye recuerdos para el futuro
El momento de la lectura, si es divertido y positivo, se convertirá en un recuerdo muy bonito que tanto niños como adultos atesorarán para siempre. De alguna manera, los personajes de vuestros cuentos favoritos os acompañarán para siempre.

- Estimula la imaginación de los niños
La creatividad de los niños no tiene límites y cuando leemos un cuento con ellos les estamos dando alas para que vuelen por todos los rincones de su imaginación.

- Mejora el vínculo entre los padres y los hijos
Leer a los niños mientras están en la barriga es una manera excelente para fortalecer el vínculo que ya os une. Pero, tras el nacimiento, la lectura puede seguir siendo un lazo muy fuerte y poderoso. ¡Disfrutad mucho de él!

- Trabaja la capacidad de concentración
Cuando leemos un cuento con nuestros hijos están practicando su capacidad de atención. Por lo tanto, es una actividad genial para los niños más inquietos.

- Los niños adquieren vocabulario
Es indudable que al leer cuentos los niños conocen nuevas palabras que aprenden a incorporarlas a su vocabulario. Además, al leer trabajan la memoria además de que van fijándose y memorizando cómo se escriben las distintas palabras.

- Transmitimos valores y aprenden qué son las emociones
A través de las historias que les contamos, los niños pueden aprender a identificar y nombrar las distintas emociones, les enseñamos qué conductas están bien y cuáles están mal, transmitimos algunos valores muy importantes como la generosidad, la empatía y la solidaridad... Y todo este aprendizaje se da a través de una historia divertida que consigue llamarles la atención.

Puedes leer más artículos similares a La confusión de Mergalcastillo. Cuento infantil con final inesperado, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.