Más de 20 increíbles ideas para mejorar la memoria de los niños

Fabulosas ideas para incentivar la retención de los niños y mejorar su rendimiento escolar

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Uno de los grandes problemas de los niños a la hora de estudiar es aprender a memorizar. No es tan fácil como parece. Sobre todo para alguien a quien le cuesta mantener la atención y la concentración en algo por más de cinco minutos. Pero existen pequeños trucos que pueden ayudar a nuestros hijos a retener más información en menos tiempo.

Te damos más de 20 increíbles  ideas para mejorar la memoria de los niños de forma muy sencilla. ¡Apunta! 

Te ofrecemos más de 20 increíbles ideas para mejorar la memoria de los niños

Más de 20 increíbles ideas para mejorar la memoria de los niños

Llega un momento en el que los divertidos juegos con los que el niño aprende se transforman en hojas y hojas y libros y más libros con información y más información para estudiar. De repente le exigen memorizar, retener ciertos conocimientos. Y llegan los problemas. 

Pero no te preocupes porque existen muchísimos trucos y fórmulas mágicas para mejorar la retentiva y la memoria de los niños. Con ellos, podrás ayudar a tu hijo a mejorar su rendimiento escolar. 

1. Vídeos. En Internet encontrarás vídeos de todos los conocimientos básicos que está estudiando tu hijo. Los niños aprenden mucho más rápido si escuchan y ven en formato de vídeo lo que tienen que memorizar. Nada como un buen video (y a ser posible, con muchas imágenes ilustrativas) para entender y retener. 

2. Crear una aventura. Sí, así como suena. El nombre exacto de esta técnica es método Loci. Puedes crear 'tu propia historia' con los términos que tu hijo debe memorizar. Por ejemplo, si se tiene que aprender los nombres de los ríos, crea una Historia divertida con esos nombres. 

3. Crear murales o póster temáticos. ¿Que tu hijo tiene que estudiar las características de la Sabana? Busca imágenes de animales y plantas de este ecosistema y pégalos en una cartulina. Crea un mural con todo lo que debe retener y colócalo en un lugar visible de su habitación. Lo mismo si tiene que aprenderse los continentes o países... ¡Busca un lugar visible para el mapamundi

4. Busca una anécdota. ¿No te ha ocurrido que al final una anécdota curiosa o divertida te lleva a recordar toda una experiencia? Primero recuerdas ese momento en el que tu amigo tiró el salero, y luego vas recordando quiénes estábais, en dónde, por qué... De esta forma, si pides a tu hijo que recuerde una anécdota de cuando el profesor estaba dando la clase, recordará inmediatamente todo lo demás.

5. Juegos. Aunque tu hijo ya no sea un bebé, los juegos siguen siendo la herramienta más eficaz a la hora de aprender. Además, también puede utilizar las ventajas de las nuevas tecnologías. Existen muchos juegos de ordenador con los que podrá repasar de forma divertida un tema. ¡Ideal para practicar las matemáticas!

6. Esquema mental. Cada vez que tu hijo estudie o lea algo, pide que se haga un esquema 'mental' con lo más importante. Las tres cosas básicas que debe recordar y que le llevarán al resto de la información.

7. Utiliza la práctica. ¿Cómo aprender la teoría de forma más eficaz? ¡Probando si es cierta! En el caso de las Ciencias, por ejemplo, lo mejor para entender qué es la energía o un microscopio, es utilizando experimentos o palpando todos esos objetos de estudio que a simple vista parecen tan complicados. 

8. Usa los dibujos. Cada vez que tu hijo tenga que memorizar algo, pide que haga un dibujo de aquello que le haya gustado más. ¿Que está estudiando la Edad Moderna? ¡Seguro que le gustará dibujar las tres carabelas de Cristobal Colón!

9. Usa canciones. Las canciones no solo son buenos recursos para los más pequeños. Mediante la letra de las canciones, retenemos algunos conocimientos con más facilidad. ¿Y si le pides a tu hijo que 'cante' el tema que tiene que estudiar?

10. Resúmenes. Todo un clásico, pero muy eficaz. Sin duda, un buen resumen al finalizar el tema les ayuda a sintetizar los más importante ya a retener todo lo básico.

11. Esquemas. Para organizar y relacionar todos los conocimientos, nada como un buen esquema. Enseña a tu hijo a hacer esquemas y le será mucho más sencillo retener nuevos conocimientos y relacionarlos con lo que ya había estudiado hasta el momento. 

12. Repetir en voz alta. El repetir lo que tu hijo acaba de leer en voz alta hace que el cerebro retenga con más facilidad la información. Puede darse paseos por la casa mientras repite una y otra vez lo que tiene que memorizar. Parece mentira, pero la técnica de repetición... ¡funciona!

13. Crear un folleto con lo más importante. Sí, en plan 'publicitario'. Pide a tu hijo que doble en tres partes un folio y que apunte o dibuje lo más importante, aquello que debe memorizar de forma especial. Puede llevarlo allá donde quiera. 

14. Libros de literatura. Sobre todo en el caso de la Historia, nada como un buen libro literario para incentivar a tu hijo y captar su interés por esa temática. Busca algún libro relacionado con lo que está estudiando y verás como le cuesta menos aprenderse ese tema. 

15. Pide que escuche. Puedes repetirle el tema y explicarle algunas anécdotas divertidas sobre aquello que está estudiando. A veces la memoria retiene mejor lo que escucha... 

16. Estudio en equipo. Una vez que haya estudiado el tema, pide a tu hijo que comparta sus conocimientos con otros amigos o compañeros. Al exponer el tema, estará obligando al cerebro a recordar. ¡Una táctica muy eficaz!

17. Cuelga la información más importante. Mientras estudia, pide que haga dibujos o esquemas de aquello que debe recordar y colócalo en un lugar visible del cuarto. Por ejemplo... ¡la pared!

18. Crea tu propio tablero con pines. A los niños les parecerá divertido crear una especie de 'tablón de anuncios' con una simple cartulina y con imágenes importantes de aquello que están estudiando. 

19. Museos. Seguro que en ti ciudad hay muchísimos museos muy útiles relacionados con aquello que está estudiando tu hijo. 

20. La naturaleza, la gran maestra. Para muchos de los temas que tendrá que estudiar tu hijo, está la Naturaleza. Sal con él para que observe de primera mano aquello que debe memorizar: las partes de una planta, las partes de la montaña, la polinización de las abejas... 

21. Crea un periódico. ¿A tu hijo le gustaría ser periodista? Pide que cree un periódico del tema que está estudiando, y que escoja tres o cuatro noticias importantes. ¡Un juego divertido y una forma fantástica de memorizar!

22. El detective. Otro de los juegos más divertidos que hay para los niños y que les ayuda a memorizar es el del detective. Deja pistas en casa sobre el tema que está estudiando y dale una hoja de rutas para que las encuentre. Deberá encontrar la siguiente aplicando los conocimientos que acaba de adquirir.