Los problemas de comportamiento de los niños

Cómo cambiar los malos hábitos del comportamiento infantil

Borja QuiciosPsicólogo educativo

Que un niño se comporte de manera normal o sea 'bueno' está determinado por el punto de vista social y cultural. Depende de la edad, la personalidad y el desarrollo tanto físico como emocional del niño. Y puede ser un problema si este comportamiento no cumple con las expectativas de la familia o de la sociedad donde se encuentra.

Es normal hasta cierto punto que los cambios de comportamiento vayan apareciendo a lo largo del desarrollo del niño, pero en el momento que duran más de la cuenta y tienen un grado de intensidad alto la conducta quedará determinada como un problema.

5 problemas de comportamiento que se dan en los niños

Niños agresivos

¿Es mi hijo normal? Esa es la pregunta que se han muchos padres a lo largo del desarrollo de sus hijos. A esta regunta llega la siguiente:¿Qué problemas de comportamiento podemos encontrarnos?

1. El niño que miente: El niño que miente suele hacerlo como resultado de la frustración que siente. Además puede hacerlo por: 

- Para complacer a las personas que tiene alrededor.

- Por la personalidad que tiene: según el carácter del niño hay diferentes reacciones hacia una situación. Por ejemplo, si el niño es tímido, negará haber hecho algo.

- Para imitar a los adultos, de lo que el niño ve que mienten cuando les interesa.

-  Para no hacerle daño a alguien de su entorno. 

-  Para evitar los castigos. La mayoría de las mentiras vienen para poder evitar esta situación

- Por no tener la capacidad de distinguir entre lo real e imaginario. (Niños de 2-3 años)

- Para llamadas de atención por sentirse poco atendido. Por ejemplo, inventarse una dolencia.

2. El niño que roba:  El robo también suele producirse como resultado de un sentimiento de frustración. Esta conducta se puede convertir fácilmente en un hábito, habiendo una evolución desde los pequeños hurtos hacia algo más 'serio'. El niño se comporta de esta manera por:

- Ser el 'protagonista' en su grupo de amigos.

- Por impulso. Actúa sin pensar en las consecuencias.

- Como llamada de atención. Lo hace para recibir un castigo. Así compensa el sentimiento de carencia afectiva que siente.

- Lo hace solo por perjudicar al que se le roba

3. El niño con comportamiento agresivo: El niño lo que muestra es rabia, con rabietas y gritos. Es a partir de los 2-3 años cuando aparece el sentimiento de agresividad debido a la frustración. Son comportamientos como arañar, morder, pegar. Más adelante la expresará verbalmente.

Es algo que ocurre en el desarrollo de todos los niños. Muchas veces debido a los problemas que tienen al comunicarse debido al momento del desarrollo en el que se encuentran. El inconveniente viene cuando esta actitud continúa a lo largo del tiempo y es cuando se convierte en una conducta problemática.

4. El niño con ansiedad: Todos los niños sienten ansiedad. Es de esperar y es normal que el niño se sienta ansioso en ciertos momentos de su desarrollo.

El miedo a la oscuridad, las tormentas, los animales o los desconocidos son conductas que producen ansiedad a los niños y se dan en todos de manera normal. Sin embargo, cuando las ansiedades se vuelven inflexibles y empiezan a interferir con las actividades diarias se debe considerar como un problema de conducta.

5. El niño deprimido: Los niños que viven con mucha tensión, que han experimentado una pérdida o que tienen desórdenes de la atención, del aprendizaje o de la conducta, corren mayor riesgo de sufrir depresión. Se da en niños con estos síntomas:

- Tristeza persistente, lloriqueo y llanto profuso. Desesperanza.

- Pérdida de interés en sus actividades favoritas. Aburrimiento persistente y falta de energía y comunicación pobre.

- Baja autoestima y culpabilidad y dificultad para relacionarse. 

- Muchas sensibilidad hacia el rechazo y poca tolerancia al fracaso.

- Cambios notables en los patrones de comer y de dormir.