Qué es una reacción alérgica

Las alergias infantiles aumentan año tras año

Actualmente, son muchos los niños que sufren algún tipo de alergia y su incidencia va en aumento año tras año. De forma leve, las manifestaciones de la alergia en los niños se presentan casi siempre del mismo modo: a través de estornudos, congestión de nariz y de ojos, o de reacciones cutáneas.

Cuando el niño está sufriendo una reacción alérgica, su organismo presenta una respuesta exagerada al estar expuesto a determinadas sustancias llamadas alérgenos, que pueden estar presentes en sustancias químicas de ciertos materiales, en el medio ambiente, en alimentos o en medicamentos.

El término "alérgeno" se refiere a cualquier sustancia, que puede desencadenar una respuesta alérgica. Por tanto, las reacciones alérgicas crecen al tiempo que la exposición a sustancias alergénicas es mayor.

¿Cómo se produce una reacción alérgica?

La reacciones alérgicas en los niños

Una reacción alérgica puede producirse por ingestión, contacto, inhalación o inyección del alérgeno. Si el niño queda expuesto por primera vez a sustancias como los ácaros, el polen, los alimentos, el látex o las picaduras de insectos, su sistema inmunitario puede considerar "equivocadamente" que ese elemento es nocivo y, como tal, genera anticuerpos específicos que producen la sensibilización hacia esa sustancia.

Cuando se repite el contacto con esta sustancia considerada nociva, el sistema inmunitario reacciona espectacularmente en un intento de proteger al cuerpo del presunto agresor (alérgeno), y produce anticuerpos IgE contra éste.

A la vez, estos anticuerpos hacen que determinadas células del cuerpo se activen y liberen histamina y otras sustancias químicas que provocan la inflamación.

A medida que avanza "la batalla", los síntomas aparecen en todo el cuerpo, como por ejemplo, en los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, la piel y/o en el tubo digestivo provocando picor, estornudos, broncoespasmo (sibilancias), etc.

¿Cuáles son los síntomas de una reacción alérgica?

Los síntomas pueden presentarse a varios niveles y exteriorizarse de manera diferente. En algunos casos, pueden ser unos síntomas leves, pero en otros, pueden poner en peligro la vida del niño o de la persona que tiene esta reacción. En función de los síntomas que presenta el niño es posible valorar el grado de alergia:

- A nivel cutáneo. Los síntomas más frecuentes suelen ser la parición de dermatitis atópica, picor, enrojecimiento de la piel, urticaria y angioedema (como la inflamación de labios o párpados). El síndrome de alergia oral suele presentar picor en los labios, la lengua, la garganta, la faringe y edema de labios (relacionado con la alergia de frutas y verduras).
- A nivel digestivo. Puede presentarse picor oral o faríngeo, náuseas, vómitos, dolores abdominales, diarrea y rechazo del alimento.
- A nivel respiratorio. Los síntomas de la alergía pueden desencadenar rinitis aguda, conjuntivitis, edema de glotis (ronquera, afonía, dificultad para tragar o en la entrada de aire por la boca) y broncoespasmo (respiración agitada y pitos o sibilancias en el pecho).
- A nivel cardiovascular. Suelen reflejarse en hipotensión, (síncope o pérdida repentina de conciencia) y arritmias. Y en casos más graves se manifiestan diversos síntomas a la vez, y es lo que se denomina anafilaxia.

Tiempo de aparición de los síntomas de la alergia

Los síntomas pueden aparecer en segundos o al cabo de pocas horas después de la ingestión, contacto, inhalación o inyección de alérgenos, aunque en la mayoría de los casos se evidencian durante la primera hora.

Si tu hijo presenta algún tipo de reacción o síntoma ante alguna sustancia, debes consultar de inmediato con tu pediatra y, si se confirma la reacción de su sistema inmunitario ante el alérgeno, evitar en adelante que el niño entre en contacto con dicho alimento o sustancia.

Hay algunas alergias leves que acaban por solventarse, pero las más graves es frecuente que se padezcan de forma crónica a lo largo de la vida.

Fuente consultada:
Este artículo contiene información extraída de Histasan, Asociación Madrileña de Alergias Alimentarias.