Tortuga de cartón. Manualidad infantil de reciclaje

Una curiosa manualidad realizada con un envase de cartón de huevos

Un envase de huevo puede ser perfectamente reciclado y transformado en una curiosa manualidad para los niños. Con el envase de cartón de huevos que solemos tirar a la basura se puede realizar esta placentera manualidad para niños. En esta ocasión, proponemos a que los niños elaboren, ellos solos o con la ayuda de su mamá o papá, esta hermosa y coqueta tortuga, y aprendan la importancia del reciclaje y a aprovechar todo, cajas de cartón, botellas de plástico, botes de latas, etc., para pasar un rato y divertirse.

Cómo elaborar una tortuga con material reciclado

Material para hacer la tortuga

1- Material necesario:
- Envase de cartón de 6 huevos
- Un trozo de cartulina de color verde para dibujar las patas y la cola
- Algunas hojas de papel de periódico
- Pegamento y tijeras
- Témpera o acrílico colores: naranja, verde oscuro, verde claro, amarillo
- Pinceles
- Ojos móviles
- Rotuladores indelebles de color negro

Las patas y cabeza de la tortuga

2- Poner patas y cabeza a la tortuga en papel maché
Recortar en la cartulina cuatro patas y una cola para la tortuga, y pegarlas por los extremos del envase de huevos. Enrollar algunas hojas de papel de periódico dándole el formato de cuello y cabeza de tortuga y pegarla al lado opuesto de la cola. Mezclar un poco de cola vinílica con un poquito de agua y pincelar la cabeza. Esperar que se seque.

Pintura de la tortuga

3- Pintar la carita y el caparazón de la tortuga
Una vez que la tortuga esté seca, pintar la cabeza del mismo tono de verde que el de las patas. Dejar secar. Luego, se pega los ojos y se pinta boca con un rotulador negro, una nariz y mofletes con la témpera. También se pinta algunas pezuñas en las patas y algunos detalles en la cola. Para terminar, pintar la caja de color naranja y decorar lo demás a gusto.

La tortuga hecha

4- ¡La tortuga está hecha! Y aquí tenemos una coqueta y alegre tortuga para jugar como también para decorar la habitación de los niños. Se puede utilizarla para guardar pequeños objetos como clips, lápices, gomas, etc.

Manualidad realizada y enviada por Elisa Polo, profesora de trabajos manuales. Bélgica.