Trucos para combatir el estrés en el embarazo

Cómo reducir el estrés y la ansiedad durante la gestación

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Aunque el embarazo es un proceso maravilloso, también para algunas mujeres es una situación que conlleva episodios de agobio, estrés e incluso ansiedad. El desconocimiento del propio embarazo, donde cada sensación es nueva pero desconcertante puede llevar a la futura mamá a un estado perpetuo de estrés, donde tener todo bajo control puede llegar a ser muy difícil. Para conseguir sentirse de la mejor manera posible, Guiainfantil.com nos da cinco trucos para combatir el estrés en el embarazo

5 trucos para no tener estrés en el embarazo 

Cómo combatir el estrés en el embarazo

1. Relajación física. El estrés de la madre puede tener múltiples factores, pero uno de ellos puede llegar por las molestias físicas que sufre el cuerpo durante los nueve meses. Tanto si el estrés es físico por las molestias de la retención de líquidos, o mental por el miedo a que algo no vaya bien, el deporte consigue despejar la mente y es bueno para reducir la sensación de agobio o de ansiedad. Prácticas como Pilates o yoga para embarazadas contribuyen a mantener una buena forma física, sino a conseguir paz mental y tranquilidad total. 

2. Práctica de mindfulness. Esta manera de combatir el estrés está muy de moda, y combina las bondades psicológicas de la concentración y la conciencia. De esta manera se vive una gestación mucho más consciente desde el punto de vista psicológico, sabiendo sobrellevar aquellos momentos en los que se hace particularmente difícil. La meditación es el gran secreto de esta actividad, que ayuda a la paz mental para no sufrir los cambios emocionales negativos. 

3. Control mental. Para muchas mujeres embarazadas, el estrés no viene por las tareas pendientes antes del nacimiento del bebé. Aunque las embarazadas quieren tener todo bajo control antes de que el niño llegue al mundo, muchas veces el estrés es mental, por los pensamientos negativos que pueden acechar al bonito proceso. Por eso, las prácticas de control mental, donde visualizar que todo va bien, decirse a una misma que todo saldrá de la mejor forma posible e imaginar cómo el embarazo, el parto y la crianza del niño irán sobre la seda, ayudan a reducir el estrés. Los mantras positivos del control mental son una gran forma de combatir el estrés de la gestación. 

4. Masajes. Al igual que sucede con el ejercicio físico, los masajes relajantes ayudan a combatir esas situaciones puntuales de estrés y agobio para las futuras madres. Para muchas mujeres, un masaje en las piernas, que suelen estar doloridas, o incluso en la espalda, que también sufre por el peso de la barriga que crece mes a mes, ayuda a liberar tensiones. Por eso, un buen masaje a tiempo por alguien experto contribuirá a reducir el estrés, que puede concentrarse en distintas zonas del cuerpo. 

5. Conversación. Muchos miedos de la madre pueden deberse al desconocimiento de un proceso totalmente nuevo en el caso de las primerizas, o precisamente a la experiencia de embarazos anteriores. El baile hormonal que se vive en la gestación puede desembocar en un estrés que podría afectar al bebé, por lo que es recomendable no pasar de largo de los problemas de estrés del embarazo. Hablar de ello en pareja, con amigas que se encuentren en la misma situación o con la familia o un médico podría reducir la sensación de ansiedad y de falta de control.