Cuentos para niños. El león perdido

Cuentos cortos para leer con los niños

Una mañana muy soleada en el zoológico de Xalapa había un gran alboroto de los animales, los visitantes estaban inquietos y los cuidadores muy nerviosos, Kuasi, el lón estrella del zoo, había desaparecido.

 – ¡No puede ser! ¡Kuasi ha desaparecido!- gritó el cuidador.

Tanta era la preocupación que este tenía que decidió comenzar a entrevistar a los animales que creía que podían decirle dónde estaba este tremendo león. Y fue así como empezó. El primer entrevistado fue el mono

– Monito estoy muy preocupado porque desapareció Kuasi, ¿tú sabes donde está? – Preguntó el cuidador.

– No, no sé - contestó.

– Bueno mono, gracias. Entonces le preguntaré al señor elefante. A ver Don elefante ¿usted sabe que le pasó a león Kuasi? Si lo sabe dígamelo por favor.

El elefante dijo:

-Yo no sé nada, pregúntele a la chismosa de la serpiente.

Cuentos de animales para niños

Cuento infantil: El león perdido

Entonces el cuidador se dio cuenta que debía cuestionar inmediatamente a la señorita serpiente, ya que al parecer, ella tenía información secreta acerca de los planes del león Kuasi.  Fue con ella y le dijo:

- A ver señorita serpiente, cuéntame, ¿dónde está Kuasi?

La serpiente respondió diciéndole:

- Pues yo escuché y no es que sea yo chismosa, pero el leoncito dijo que se iba a escapar del zoológico para conocer la ciudad. Sólo eso escuche. 

Al tener noticias de Kuasi, el cuidador decidió emprender el viaje e ir en busca del tremendo leoncito. Mientras el cuidador se dedicaba a la búsqueda, Kuasi andaba perdido caminando entre los coches de la ciudad. Kuasi, paso a paso, fue recorriendo este nuevo lugar para él, y, mientras descansaba bajo un un árbol, Kuasi se preguntó a sí mismo:

–¿Cómo se llamará este lugar tan raro? ¿Será esta la ciudad?

Kuasi alcanzaba a escuchar música, el canto de aves y olía un rico aroma a palomitas. El olor le estaba provocando hambre, pero comenzó a espantarse cuando escuchó gritos y murmullos de la gente que se encontraba cerca.

Kuasi decidió acercarse a unos niños y preguntarles qué pasaba, los niños al escuchar el rugido comenzaron a llorar porque el león se acercó mucho a ellos y sentían la melena alborotada. Kuasi quiso calmarlos acariciándolos con sus garras y ellos al sentir que los lastimaba, salieron corriendo.

Entonces, Kuasi volvió a quedarse solo, hasta que un pajarito que iba cantando, al verlo preocupado, se le acercó y le preguntó:

-¿Qué te pasa, amiguito?

El león le respondió:

-Me he perdido, quise salir de mi zoológico a conocer la ciudad pero ahora no sé cómo regresar con mis amigos.

El pajarito de grandes plumajes le dijo:

–Yo te llevaré de regreso con ellos, si quieres.

Cuentos infantiles de animales

El león se puso muy contento y le pidió que volara para seguirle. El pajarito y el león emprendieron su viaje, el león caminaba siguiéndolo y el pajarito muy contento se dejaba llevar por el viento.

De pronto escucharon un trueno muy fuerte y se asustaron, pero siguieron su camino. Al poco rato se soltó la lluvia, ambos decidieron esperar un rato a que dejara de llover y cuando la lluvia paró continuaron el viaje. 

Durante el camino se encontraron al cuidador del zoológico. El león y el cuidador se pusieron muy contentos por estar de nuevo juntos. Kuasi movía las melenas de la emoción que sentía y prometió que no volvería a escaparse nunca más.  

El cuidador llevó a Kuasi de regreso al zoológico y, de paso, se llevó al pajarito a quien le puso de nombre Pánfilo. Al llegar al zoológico, los animales se pusieron muy contentos y armaron una gran fiesta con cohetes para celebrar el regreso de Kuasi el león y el recibimiento de un muevo miembro.  

Los animales bailaron y festejaron todo el día, cayó la noche y el cuidador sonó la campana que indicaba que debían irse a descansar y fue así como acabo la gran fiesta.

FIN

Cuento enviado por Mº Esther García desde México.

Y si tú o algún familiar o amigo escribe cuentos infantiles, no dejéis de enviárnoslo a: ¡CÚENTANOS UN CUENTO!