Recuperación con reflexología tras la cesárea

Cómo recuperarse tras el parto con reflexología

Marta López EstrínganaReflexóloga

Venir al mundo no es tarea fácil, ni para el bebé ni para su mami. Si todo marcha bien, habrá un parto natural, pero a veces, por diferentes razones nuestro bebé tendrá que nacer por cesárea, unas veces será programada, otras no, pero en ambos casos,  vendrá bien saber que la Reflexología puede hacer que nuestra recuperación sea más rápida emocional y físicamente tras esta intervención quirúrgica.

El estado anímico de la madre tras la cesárea

Reflexología con mujer

Tras una cesárea es habitual que aparezcan sentimientos negativos, esto es debido a varias razones: las hormonas que en el embarazo te hicieron sentir bien y ayudaron a tu cuerpo a tener un maravilloso bebé, llegan a sus cotas más altas en el momento de dar a luz, pero no tardarán en descender de forma muy rápida generando entre otras, importantes consecuencias  emocionales. Además, es frustrante saber en el último momento del embarazo o bien en el mismo momento del parto, tras largas horas de espera, que no podrá ser el parto tal y como te lo habías imaginado. Por eso, la impotencia, el miedo, y la frustración mezclado con el dolor, el cansancio, la angustia y el mal humor, será el  coctel habitual que con mucha seguridad nos encontraremos tras una cesárea.  

Recuperación física de la madre tras la cesárea

El dolor, nos acompañará durante un largo período de tiempo, porque las incisiones que se realizaron en el útero como en los músculos pélvicos y abdominales tienen que cerrarse, además de encogerse y contraerse y volver a su forma y tamaño normal. Habrá dolor alrededor de la herida y dolor agudo en los órganos abdominales afectados durante la cirugía, produciendo movilidad limitada durante un tiempo. 

Pero la naturaleza es lo que es, y  somos mamás recién estrenadas, con un sentimiento maternal muy fuerte y necesitamos alimentar y cuidar a nuestro bebé. Nuestra limitada movilidad no nos permitirá hacerlo como nos gustaría, y el no poder atender a nuestro pequeño nosotras mismas, nos generará un cuadro de estrés que inevitablemente nos hará más difícil la recuperación.

Sin duda la cesárea no es lo más agradable para darle la bienvenida a nuestro bebé, pero a veces es necesaria para el bienestar de ambos, por eso, tras una cesárea inevitable te aconsejo llamar a un buen experto en Reflexología para aliviar toda la sintomatología descrita anteriormente.  

10 beneficios de la Reflexología tras una cesárea

1. Te ayudará a equilibrar todo el sistema endocrino

2. Reducirá el dolor alrededor de la herida y de los órganos abdominales

3. Previene coágulos de sangre

4. Mejorará la circulación corporal promoviendo la curación de las incisiones

5. Reducirá el estrés y la ansiedad

6. Te dará energía reduciendo el cansancio

7. Mejorará el sistema inmune ayudando a prevenir enfermedades comunes que pueden ser secundarias a una cesárea

8. Te ayudará en la lactancia

9. Evitará el estreñimiento

10. Reforzará los vínculos afectivos