Un desayuno diferente para cada día

Aunque los nutricionistas y las buenas normas de alimentación no cesen de repetir que el desayuno es la comida más importante del día, muchos de nosotros no le damos la menor importancia. Suena el despertador y entre la ducha, el vestirse y las prisas, acabamos desayunando siempre lo mismo.

Lo malo de que no desayunemos como deberíamos es que nuestros hijos acaban siguiendo nuestro ritmo. EL niño que empieza su día sin desayunar no tendrá las energías suficientes para afrontar todas las actividades que llevará a cabo, en las actividades extraescolares, en los deportes, juegos, etc. Y aunque la importancia del desayuno esté ampliamente discutida, todavía hay padres que se preguntan por qué esta comida es tan importante.

El desayuno adecuado para los niños

Niños desayunan juntos

¿Crees que después de aproximadamente diez horas de sueño, tu hijo no va a sentir hambre? Claro que sí. Todos los niños necesitan alimentarse por la mañana. Un buen desayuno no se hace bebiendo sólo un vaso de leche, debe ser variado e incluir leche, yogur, queso o cuajada; cereales u otros hidratos de carbono; y frutas.

En tan solo 10 minutos, los niños podrán desayunar de una forma completa y saludable. Los lácteos darán energía y proteínas, los cereales y el pan los hidratos de carbono necesarios para aguantar el tirón de la mañana y la fruta contiene vitaminas y sales minerales, y también es una gran fuente de fibra para los niños. El tiempo que se necesita para desayunar se consigue con una buena planificación.

Pensando en ello, te proponemos una sugerencia de desayuno para cada día de la semana:

- Lunes. Un vaso de leche, una tostada de pan con aceite y tomate, un zumo de naranja

- Martes. Un yogur natural con cereales y un plátano

- Miércoles. Un vaso de leche con cacao, una tostada con mantequilla o mermelada u una pera

- Jueves. Un batido con un vaso de leche desnatada, medio plátano, media manzana, 4 galletas María, un puñado de nueces y miel

- Viernes. Un bol con frutas troceadas: manzana, naranja, plátano, pera… Un yogur y una magdalena

- Sábado. Pan con queso. Un vaso de leche y un par de cucharadas de cereales

- Domingo. Un vaso de leche, churros y una pieza de fruta.

¡Qué aproveche!

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com