Niños deportistas sacan mejores notas escolares

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

La práctica habitual de algún deporte no solo mejora la salud de los niños, como también previene ante una serie de dolencias, como son la obesidad, las molestias en la espalda, enfermedades cardíacas…

Aparte de todo eso, el deporte también mejora el rendimiento escolar de los niños. Esa es la conclusión a que ha llegado un nuevo estudio que analiza el impacto del deporte y la educación en valores sobre el rendimiento escolar de los niños.

El deporte educa y mejora el desempeño de los niños

Niños corriendo

El estudio, llevado a cabo por el Observatorio de Estudios de Comportamiento de ESADE, revela que el 37 por ciento de los niños que practican deporte sacan mejores notas, cumplen con sus deberes escolares, ven menos la televisión y mejoran su comportamiento en casa. La investigación analizó la conducta de más de 5 mil escolares de entre 6 y 12 años de edad, que acababan de empezar la practica de un deporte. La conclusión apunta que los niños que afirman mejorar sus resultados académicos pasan del casi 18 por ciento a poco más de 37 por ciento.

Los niños (un 16 por ciento) a los que no les gustaba hacer los deberes en el primer trimestre del curso escolar, tras empezar la actividad deportiva, la cifra aumentó para un casi 30 por ciento.  En cuanto a la conducta de los niños en casa y en el colegio, el porcentaje de los niños que se portan bien también se incrementó de casi 20 por ciento al 40 por ciento.

El estudio también apunta el fútbol como la actividad deportiva más atractiva para los niños. Su práctica ayuda a paliar el absentismo escolar, motivan a los niños a ir al colegio, refuerzan lazos de amistad, e influye positivamente en la actitud de los niños en casa y entre sus compañeros del colegio.

Considerando que el fracaso escolar y las tasas de abandono escolar temprano crece cada día, así como el resultado de este estudio, creo que el deporte puede ser el remedio o la fórmula que muchos padres buscan para que sus hijos se mantengan alejados de la pereza, del aburrimiento, de la ‘adicción’ a la televisión y a los video-juegos, y sobretodo del sedentarismo. El deporte no solo evita la obesidad como también el sobrepeso y la carga que sienten los niños, de un modo general.