Cárcel para los padres que no den cariño a sus hijos

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Hay que llevar a juicio a los padres que abusen psicológicamente de sus hijos y no les proporcionen el cariño y atención que ellos necesitan. Esto no lo digo yo, lo dice el gobierno británico que estudia aprobar una legislación que tipifique como delito este tipo de conductas con los niños. Lo conocen popularmente como la 'Ley Cenicienta' que fue presentada por la ONG Action for Children y acogida con gran interés por el gobierno inglés.

La Ley Cenicienta castiga a los padres que abusen de sus hijos

Ley Cenicienta castiga a los padres que no den cariño

Los ingleses están estudiando aprobar esta ley que penará a toda persona que trate a su hijo "de manera que le cause sufrimiento innecesario o perjudique su salud, incluyendo lesiones que lleven a la ceguera, problemas de audición, daños de miembros, órganos o a cualquier problema mental." También se incluyen en la condena aquellos padres que impidan el desarrollo emocional, intelectual, social o de comportamiento de sus hijos. 

¿Cuál es el objetivo de esta propuesta? Castigar a los padres no sólo que abusen físicamente de sus hijos sino también emocionalmente porque no cuiden, atiendan, protejan o eduquen adecuadamente a sus hijos y no les proporcionen el cariño y atención adecuados.

Personalmente creo que cualquier que cause un daño físico a un menor, y con mayor motivo, si éste se repite en el tiempo, ha de ser debidamente castigado ya que atenta contra un ser que no puede defenderse y es un abuso intolerable. Los menores han de ser objeto de nuestro cuidado y protección por encima de todo. Sin embargo, con esta serie de medidas caben otros planteamiento:

- Qué ocurre si alguien observa una conducta de un padre que está gritando a un hijo y le denuncia por abuso psicológico, sin pensar que puede ser un momento puntual en el que el padre ha perdido los nervios o el niño ha hecho una trastada realmente gorda. ¿Y si ese padre sí proporciona el cariño, entorno y cuidados necesarios a su hijo y se ve privado del contacto con su hijo?

- ¿Y si estas medidas son utilizados por el conyuge como medida para alejar a su expareja de sus hijos en un complicado proceso de divorcio? No son raros los casos en los que se miente ante el juez para ganar la custodia de unos hijos.

Desatender emocionalmente a los niños podría acarrear a los padres británicos hasta 10 años de prisión. Los expertos han calificado ya de barbaridad esta propuesta ya que hasta conductas como fumar o beber delante de los hijos podría ser delito. 

La pregunta es: ¿es este el camino adecuado para lograr erradicar el maltrato psicológico y físico sobre los niños? ¿qué opinas?