La personalidad del niño según como cierra el puño

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Haz este sencillo gesto: cierra el puño. Ahora pide a tu hijo que haga lo mismo. ¿Lo cerráis de la misma forma?, ¿Cada uno tiene su fórmula? Nadie nos enseña a que cerremos el puño de una determinada manera, lo hacemos de forma innata, es algo natural.

Hay quien dice que este simple gesto habla sobre nuestra personalidad, sobre cómo nos relacionamos con el entorno, si somos reservados o arriesgados, curiosos o creativos. No tiene base científica, pero en mentalfeed.com han elaborado un sencillo test con el que puedes comprobar cuál es la personalidad de tu hijo según como cierre el puño. ¿Te animas a intentarlo?

Cómo es tu hijo según cierre el puño

Todos los dedos sobre el pulgar

Puño cerrado con pulgar dentro

¿Cómo les ven los demás? Son niños creativos, llenos de fantasía e ingeniosos. Son buenos para las disciplicnas artísticas y en ocasiones se muestran emotivos. Parecen precavidos y, debido a su naturaleza sensible, tienden a preocuparse mucho. Son inteligentes y sociables.

¿Cómo son realmente? Se relacionan bien con los demás y prefieren callar algo antes de herir a los demás. Son fáciles de llevar y sociables. Necesitan un poco de libertad para poder vivir sus sueños. Les gusta estar rodeado de amigos. 

Pulgar sobre los dedos

Pulgar sobre los dedos al cerrar el puño

¿Cómo les ven los demás? Los niños que cierran así el puño son generosos, inteligentes y gozan de buena autoestima. Hacen amigos con facilidad y son flexibles y atentos con los demás.

¿Cómo son realmente? Tienen el corazón sensible, por ello, albergan cierto miedo a que les hagan daño. No necesita grandes cosas para ser feliz, sólo que las peronas cercanas y familiares le entiendan y quieran por ser quien es.

Pulgar sobre un dedo

Pulgar sobre un dedo al cerrar el puño

¿Cómo les ven los demás? Los niños que cierran el puño de esta manera tienen mucha imaginación. Se entusiasman mucho con aquello que les interesa, por lo que pueden llegar a impacientarse ya que centran sus energías en sus propios intereses. Son niños curiosos, aventureros y con sentido del humor. Sin embargo, son un poco inseguros.

¿Cómo son realmente? A veces son demasiado amables son los amigos y corren el riesgo de que se aprovechen de él. Lo importante para él es que la gente de su alrededor sea sincera y se da cuenta rápidamente de si lo son o no. Son niños muy honestos