7 medidas que tu hijo adolescente debe conocer contra el ciberbullying

Cómo deben reaccionar los niños a una situación de ciberacoso o riesgo en redes sociales e Internet

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

Como padres de adolescentes, uno de los temas que más nos agobia es el de los peligros que nuestros hijos pueden llegar a enfrentar en la Red. Dos de las principales amenazas con las que todo joven puede llegar a toparse hoy en día son el ciberacoso (acoso a través de medios informáticos) y el sexting (solicitud y envío de contenidos de tipo sexual principalmente fotografías y/o videos). Por eso, en Guiainfantil.com te ofrecemos algunas medidas que tu hijo adolescente debería conocer contra el ciberbullying al que podrían exponerse en las redes sociales.

Algunas claves para tu hijo adolescente contra el ciberbullying o ciberacoso

Las medidas que tu hijo adolescente debe conocer contra el ciberbullying

Es tarea de los padres ayudar a nuestros a reconocer una situación de riesgo en Internet y darles las claves para que sepan reaccionar ante una de estas amenazas. A continuación te proponemos una serie de consejos que debes transmitir a tu hijo para que sepa como enfrentarse ante las situaciones riesgosas en Internet y las redes sociales.

1. Aprender a detectar cuando algo no va bien
Los padres debemos aconsejar a nuestros hijos adolescentes que sigan sus instintos. Cuando sientan que una conversación o una interacción en Internet no está haciéndoles sentir cómodos, es momento de abandonarla y, según la dimensión de lo ocurrido, tomar otras acciones.

2. Revisar sus configuraciones de privacidad
Todas las redes sociales poseen esquemas bastante detallados de privacidad para poder controlar quién ve lo que se publica y quién puede interactuar con el usuario. Pídanles a sus hijos que se aseguren de tener una configuración de privacidad solo permita a sus amigos interactuar con ellos.

3. Tomar un screenshot
Si les han enviado algún contenido agresivo o que ellos consideren inadecuado por cualquier razón, es importante que tomen un screenshot (foto o captura de la pantalla) para conservarla como prueba. De esa forma, se podrá reportar en el colegio o ante cualquier otra instancia que sea necesaria y usarlo como evidencia.

4. Bloquear y denunciar
Al igual que la configuración de privacidad, existen siempre mecanismos en las redes para bloquear (y denunciar si es necesario), a cualquier persona que consideremos. Es importante que los adolescentes sepan que al inicio de cualquier situación incómoda deben bloquear a quien los está molestando para no permitir que la situación se salga de control. En el caso de que se trate de algo más grave, la opción es denunciar al usuario para que se revise su cuenta y, en determinados casos, se dé de baja.

5. Apagar la computadora
Ante determinadas situaciones (menos graves), quizá antes de tomar una decisión más drástica, lo mejor es apagar la computadora o salir de la aplicación si se está en el celular, y pensar fríamente cual es la mejor solución al conflicto.

6. Decirlo
Es muy importante que le dejemos claro a nuestros hijos adolescentes que siempre pueden contar con nosotros. Por difícil que sea la situación, estaremos con ellos para ayudarles a resolverla. También es importante hacerles ver que, si por alguna circunstancia no nos lo quieren decir a nosotros, se lo pueden contar a algún otro adulto de su confianza: un familiar, un maestro, etc.

Sobra decir que si en efecto nuestros hijos se meten en alguna dificultad, incluso si fue su responsabilidad e hicieron algo mal, debemos apoyarles a resolverlo de la mejor manera posible y no caer en recriminaciones, amenazas o exigencias de cerrar sus cuentas. Si actuamos de esta manera, es probable que no vuelvan a acercarse más a nosotros.

7. Fomentar la empatía
Ayudemos a nuestros hijos a ser más empáticos con quienes hayan podido cometer algún error en Internet como enviar fotos o meterse en alguna situación difícil que se hizo pública. Enseñémosles a no juzgar, a ser más sensibles, más comprensivos y a no contribuir a que la situación se vuelva más dañina con críticas, burlas y malos comentarios.

Es verdad que existen muchos riesgos y peligros en el ciberespacio, pero también es cierto que nos brinda maravillosas experiencias y que es parte de nuestra vida hoy. No podemos mantener a nuestros hijos lejos de él, pero sí podemos estar cerca, aconsejarles y confiar en que sabrán tomar las mejores decisiones ante una situación difícil.